17 julio 2007

Proponen avanzada política para tomar universidades

En un documento publicado, el pasado 13 de julio, en la página www.aporrea.org, el coordinador de Misión Sucre en el estado Lara, Abel Pérez Wilke, plantea la necesidad de que los "colectivos", a través de una avanzada política, se apoderen de las universidades para que éstas sean parte de la revolución. Sus consideraciones son en respuesta a las movilizaciones estudiantiles y a la lucha de los universitarios por la autonomía.

Así las cosas, Pérez Wilke precisa: "las universidades representan el último bastión de la Cuarta República. Amparadas en la Ley de Universidades (de la Cuarta República) mantienen un sistema antidemocrático de elección de autoridades y de toma de decisiones que, entre otras cosas, margina el voto de los estudiantes, empleados y obreros, mantiene el voto de los profesores jubilados que en muchas universidades ya superan en número a los activo...".

Más adelante, cuestiona que las universidades "funcionen con una relativa gran comodidad y ajenas a las duras realidades del pueblo venezolano". A su juicio, profesores, estudiantes, personal administrativo y obrero gozan de una serie de privilegios como: "sueldos superiores al resto de los empleados públicos, ingreso directo de sus hijos a la universidad, sistemas de seguridad social especiales, manejo de recursos sin rendición de cuentas bajo la fachada de autonomía".

En ese tenor, el funcionario de Misión Sucre, alerta que "el problema de las universidades no puede ser sólo de los universitarios", pues son minoría.

Para Pérez Wilke, la tarea recae en el pueblo "liderado por las organizaciones vinculadas a la educación y principalmente a la educación superior que se han venido desarrollando, contra la élite que ha secuestrado a las universidades y que han utilizado la autonomía para fines opuestos a los del pueblo".

Expone que el "problema" de las universidades es similar al de Pdvsa, "donde la llamada meritocracia fue identificada como enemiga de la patria y que requirió el concurso del pueblo consciente de la situación para su resolución, mediante la toma de las instalaciones petroleras y la movilización permanente en apoyo al Gobierno".

Acciones revolucionarias

Tras su radiografía de la educación superior, Pérez Wilke propone una coordinación de los "colectivos" dentro de las universidades "para entrabar el avance de las fuerzas de la derecha" e "impedir que logren desarrollar su potencial fuera de la universidad".

Por igual, aconseja la preparación de los misioneros "para la movilización en apoyo al Gobierno en el momento crítico".

Esto previo a una avanzada política para que los brigadistas del motor Moral y Luces se posesionen de los espacios universitarios bajo las figuras de los Círculos de Estudios y Trabajo Moral y Luces.

Otro objetivo de Moral y Luces será la toma de las universidades "en el momento en que la confrontación llegue a su clímax", refiere el funcionario.

Al destacar la falta organización de los alumnos de educación media que apoyan al Gobierno plantea dos objetivos: "concientizar que no se dejen manipular por los movimientos de las universidades tradicionales y que se preparen para ingresar a éstas y generar una lucha desde adentro por la refundación de las universidad".

Por último, "establecer una fase de nivelación de dos semestres para todo el que aspire a ingresar a cualquier universidad del país, la cual debe ejecutarse a través de la Misión Sucre".


Publicar un comentario