11 agosto 2007

Caso del Maletín. Recopilación (2)



El Hombre del Maletón

¿Cuántos delitos habrá acumulado sobre sí el personaje que intentó pasar de contrabando la bicoca de setecientos noventa y tantos mil dólares por la Aduana del Aeroparque de Buenos Aires? No me refiero a los delitos que cometió en Argentina, que aparentemente van a ser investigados y juzgados allá, sino a los que cometió aquí. Empezando por sacar esas divisas. Por supuesto que ahora mucha gente especula. Hay quienes dicen que los dólares eran para la campaña de la esposa del bizco presidente argentino, a quien le dicen “el pingüino” y tiene su buena colección de historias sórdidas. Hay quienes dicen que eran para comprar más voluntades en la República Argentina, entre las “madres” de la Plaza de Mayo, o entre las abuelas, o entre las viudas, vaya uno a saber, o entre los “piqueteros” o entre los “caras pintadas” o entre los grupos de delincuentes que a alguien se le ocurra nombrar. Hay quien dice que se trata de algún problema de drogas. En fin, los pocos que lo saben no lo dicen. Pero nadie puede negar que para sacarlos de Venezuela contó con la complicidad de las autoridades aduaneras y monetarias. Ningún particular tiene esa cantidad guardada bajo el colchón. Nadie tiene una caja chica tan grande, salvo el gobierno. Y Chávez no lo oculta, lo proclama cada vez que puede, como para echarnos en cara que él si es rico y nosotros no.

Pero entre los muchos delitos cometidos por el Hombre del Maletón y por Chávez y sus muchos cómplices, hay uno que es peor que cualquiera de los que están enumerados en alguna ley venezolana o argentina, y es el malgastar esas inmensas cantidades de recursos en quién sabe qué abuso de poder, cuando en Venezuela se necesita con desesperación invertir, no gastar sino invertir, buen dinero, buen dinero que se está desperdiciando para satisfacer el Ego de un caudillo mediocre, y que debería usarse para aliviar los problemas de los pobres, de los preteridos, de los desamparados. Qué horribles engaños cometen Chávez y sus cómplices. Qué de hipocresías.

Y al hablar de cómplices no me refiero sólo a los de PDVSA, o a los del Banco Central, o a los de cualquiera ministerio de esos que ahora llaman popos. Incluyo también al silente Contralor, o al charlatán Fiscal General, o al desviado Defensor del Pueblo, que siempre que alguien del gobierno hace alguna tropelía, comete un crimen, están viendo para otro lado.

Algún día, todos ellos, el que llevó el dinero, los que lo entregaron, los que ordenan que esos delitos se cometan, y los que lo toleran, tendrán que pagar sus culpas. Algún día Venezuela recuperará la senda de la democracia y se acabarán esos delitos, terminará la impunidad. Se reducirá la corrupción al mínimo. Se volverá a vivir en paz. Venezuela recuperará su nombre y por fin tendremos un verdadero país, y no la cruel caricatura en que se ha convertido esto que llaman “república bolivariana” y es lo más antibolivariano que pueda imaginarse.

Así sea.

Eduardo Casanova

El hombre del maletín: “Soy un chivo expiatorio”

Guido Alejandro Antonini Wilson, el empresario de Venezuela que está en el centro de un escándalo en Argentina por la incautación de una valija con $ 800,000 en efectivo no declarados y que fue transportada en un vuelo de una delegación oficial de ambos países, tiene a Miami como segundo hogar y plataforma de prósperos negocios, según documentos y testimonios de conocidos suyos.

Al empresario de 46 años, se le conoce como un residente habitual de Key Biscayne, aficionado a las carreras de carros y a los automóviles de lujo, y quien logró un despeje meteórico en sus negocios en los últimos diez años al pasar de ser un vendedor al detalle de repuestos para tractores agrícolas a un empresario dueño de propiedades que cuestan millones de dólares en la acogedora isla del condado.

Según los registros de Florida, Antonini, quien tendría la ciudadanía estadounidense, posee un apartamento en el elegante condominio de Ocean Club de Key Biscayne, dirección bajo la cual ha registrado en los últimos años una flota de automóviles de lujo entre los cuales figuran dos Porsches, uno de ellos modelo 2007, y un Hummer.

Como dirección de una de sus empresas en Miami, Foxdelta Investments, registró la de una amplia casa moderna de la avenida Mashta de Key Biscayne evaluada en $3 millones 960 mil con vista a uno de los canales del cayo.

Su socio en esta firma es Abad Wladimir, cuyo nombre coincide con el del secretario de American Food Grain, una filial de una importante holding privada de Venezuela (Proarepa) que ha sido favorecida por el Gobierno venezolano con millonarios contratos para programas de distribución de alimentos subsidiados.

NO ESTÁ EN FLORIDA
El Nuevo Herald visitó la casa y el condominio de Key Biscayne en la tarde del jueves, pero en la residencia nadie salió a la puerta y en la recepción externa del edificio los porteros informaron que no respondían sus llamadas. Antonini comparte el apartamento del tercer piso de Ocean Club con su esposa Jacqueline Regnault.

El nombre de Antonini aparece además ligado a otras empresas del sur de Florida tales como Venuz Supply Inc en Intertel Telecom y Techmilk Inc. Se registró en el patrón electrónico de votantes del Consulado de Venezuela, aunque su afiliación política ayer era motivo de toda clase de especulaciones.

Mientras algunos sostenían que Antonini ha multiplicado su patrimonio gracias a contratos obtenidos por sus conexiones con asesores y funcionarios cercanos al presidente venezolano Hugo Chávez, el programa oficialista de televisión La Hojilla lo señalaba como un empresario antichavista.

Esto último ha sido a su vez rechazado con el argumento de que no se concibe que un empresario opositor al Gobierno viaje en un vuelo privado junto con funcionarios de la oficial petrolera venezolana Pdvsa, como de hecho ocurrió el pasado sábado, cuando se desató el escándalo que hoy tiene a los presidente Chávez y Néstor Kirchner ofreciendo explicaciones.

El avión ejecutivo aterrizó en la madrugada del sábado en el Aeroparque Metropolitano de Buenos Aires procedente de Venezuela. Además de Antonini iban a bordo Claudio Uberti, titular del Órgano de Control de Concesiones Viales, el director de la empresa estatal de energía argentina Enarsa, Exequiel Espinosa, tres ejecutivos de Pdvsa y el hijo de un funcionario de esa compañía en Argentina.

Antonini portaba una valija con $ 800,000 que no declaró, lo cual produjo la intervención de funcionarios de Aduanas que confiscaron su contenido, pero dejaron libre al empresario ya que su falta es considerada una infracción y no un delito.

Kirchner anunció el despido de Uberti el jueves con el argumento de que el funcionario cometió el “error” de haber transportado desde Venezuela a personas ajenas a la delegación oficial en un avión contratado por el Gobierno argentino.

“Cuando algo pasa, que el pueblo se entere como corresponde y tomamos las medidas como corresponde”, señaló el mandatario en un acto público en el municipio de Moreno, a 30 kilómetros al oeste. “Eso es porque uno no está comprometido con nada si tiene las manos absolutamente limpias”. El jueves se desconocía el paradero de Antonini.

La prensa argentina informó que viajó a Uruguay donde el presidente Chávez continuó su gira después de visitar a Argentina. Otras versiones indicaron que había volado a Aruba y de allí a Venezuela.

Representantes del Gobierno venezolano rechazaron categóricamente versiones iniciales que apuntaban a que Antonini integraba la delegación de Chávez.

Las fiscal argentina María Luz Rivas Diez inició una investigación sobre el incidente que emsombreció la gira del Presidente venezolano y que ha sido usado como artillería preelectoral en Buenos Aires.

Jueza Novatti se apartó de la causa

Buenos Aires.- La jueza Marta Novatti, quien estaba conociendo el expediente de los 800 mil dólares, decidió renunciar a la investigación "para no asumir su responsabilidad en el caso", subrayó hoy la Aduana de Argentina, según la agencia Efe.

Novatti tomó la decisión después de que el titular de la Aduana, Ricardo Echegaray, asegurara el jueves que la orden de tramitar el caso como "sumario administrativo sin detención de infractor" partió de la magistrada.

La funcionaria expuso "razones de decoro" para dejar la causa, que ahora será conducida por el juez en lo penal económico Diego Zysman Quirós, informaron fuentes judiciales.

Antonini dará explicaciones

El empresario Guido Alejandro Antonini Wilson aseguró a la prensa argentina que desea "explicar todo", informó la agencia DPA.

"Se están diciendo muchas estupideces en Buenos Aires. Me interesa mucho tratar de explicar todo esto", expresó Antonini en un contacto telefónico con el diario La Nación, que publicó ayer la entrevista.

El ejecutivo prometió al periodista que lo entrevistó, que estará en Buenos Aires este fin de semana.



El empresario puede ser juzgado en tres países

Una multa por 1.941.100 de dólares o su equivalente en bolívares y seis años de cárcel podría ser la sanción en Venezuela para Guido Alejandro Antonini Wilson, el empresario venezolano que intentó ingresar en Argentina con un maletín que contenía 800 mil dólares; si se demuestra que violó el artículo 6 de la Ley de Ilícitos Cambiarios, afirma Alberto Arteaga, abogado penalista y ex decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela.

"La ley establece de manera muy clara que existen sanciones para quien compre, ofrezca, venda, enajene, importe o exporte divisas que excedan de 20 mil dólares, señala el jurista, quien agrega que "no se puede hacer una afirmación a priori sobre el caso pero, lo que queda claro, es que nunca podría decirse que no hay lugar a una investigación porque "el hecho no se cometió en este país", el fiscal está obligado a abrir una investigación del caso".

Explica que lo menos que puede exigir Venezuela es que se abra una investigación y que ésta sea transparente y "llegue a las últimas consecuencias".

Criticó las declaraciones del Gobierno que intentan convertir el caso en un tema político.

El abogado Omar Estacio afirma que lo ocurrido en Argentina con el empresario venezolano que portaba la maleta de dólares, no sólo representaría en Venezuela un ilícito cambiario, sino que podría implicar otros delitos tipificados en nuestra legislación: corrupción administrativa, asociación para delinquir e intento de legitimación de capitales, entre otros.

Explica que la Ley contra la Delincuencia Organizada establece pena de cárcel para una persona que pertenece a una organización criminal, independientemente de que se pueda detarminar la comisión del delito.

"El solo hecho de que Antonini haya salido del país con una cantidad de dólares tan elevada, cuando en Venezuela existe un control de cambio, ya implica una asociación criminal, porque de algún lado proviene ese dinero, y alguien permitió su salida del país sin ningún control".

Señala además Estacio que por ser ciudadano estadounidense Antonini podría enfrentarse a la justicia, no sólo en Venezuela, sino en Estados Unidos y, por supuesto, Argentina.

"En Estados Unidos podría aplicársele la Ley RICO Racketeer Influenced and Corrupt Organizations, que también es una ley de delincuencia organizada que pena a cualquier integrante de estos grupos".



Antonini viajó 12 veces a Argentina el último año

La Fiscalía de Argentina revisó los registros migratorios de Guido Alejandro Antonini Wilson, resposanble de la maleta que con 790 mil 550 dólares encontraron las autoridades de ese país el pasado sábado en un avión donde viajaban funcionarios de Pdvsa y de la empresa estatal argentina Enarsa.

En el último año el venezolano-norteamericano visitó 12 veces la nación sureña, en algunos de los viajes ingresó con el pasaporte de EEUU. Destaca un dato: en algunos de los viajes salió del país el mismo día, señala el diario La Nación.

Antonini Wilson conversó vía telefónica con ese periódico y aseguró que "me interesa mucho todo esto, tratar de explicarlo". Evitó dar más detalles y prometió hablar en los próximos días. Aseguró que se encontraba en Buenos Aires.

No obstante, informaciones emanadas de Montevideo señalaron que Antonini Wilson llegó el martes a la mañana proveniente de Buenos Aires en vuelo de Aerolíneas Argentinas y salió a las 9:10 de la noche a Miami en vuelo directo de American Airlines.

La publicación Indice 810 de Uruguay resaltó que esa visita de Antonini coincidió con la que pocas horas realizó ese mismo día el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

Venezuela requiere información

El Fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, solicitó al Procurador de Argentina, Esteban Righi, información sobre el decomiso de la maleta con los 800 mil dólares, para poder "determinar si el Ministerio Público venezolano debe abrir una investigación sobre algún supuesto hecho punible".

"La hora y fecha del vuelo, el itinerario, procedencia, rutas o escalas, características de la aeronave; así como los nombres de las personas que arribaron con Antonini Wilson y los datos indispensables para lograr la total identificación de la persona que portaba el maletín"; fueron los principales requerimientos que hizo el Fiscal a Righi.

Rodríguez ya se había referido al caso el pasado jueves en la Asamblea Nacional; en esa oportunidad señaló que la investigación le correspondía a Argentina porque "el hecho se había cometido allá".

A última hora de la tarde de ayer el caso volvió a tomar otro giro cuando la magistrada Marta Novatti, a cargo del Juzgado en lo Penal Económico Nº2, resolvió excusarse de seguir conociendo la causa al alegar "razones de decoro y delicadeza", luego de recibir las críticas formuladas por el titular de la Aduana de Argentina, Ricardo Echegaray, quien la acusó de haber intentado que el hecho quedara como un "sumario administrativo y no como un delito", lo que impidió la detención del empresario venezolano.

Por su parte, el jefe de Gabinete de Kirchner, Alberto Fernández, reiteró que hacen falta algunas aclaraciones de Venezuela: "Acá hay algo que tienen que explicar los que nos pidieron que subamos a este señor y los que aparentemente lo conocen", en relación al empresario Alejandro Antonini Wilson. "Hay una parte que resta explicar y no está a nuestro alcance. Ellos sabrán lo que tienen que hacer", sostuvo el ministro.

Mientras tanto, la oposición argentina, tras la renuncia de Claudio Uberti, funcionario del Gobierno de Néstor Kirchner que viajaba en el avión, exigen la dimisión del ministro de Planificación, Julio De Vido.

La candidata presidencial por la Coalición Cívica, Elisa Carrió, dijo que "no pedirle la renuncia a De Vido no es luchar contra la corrupción", en alusión a las palabras del presidente argentino, Néstor Kirchner, quien aseguró que "combate la corrupción en serio". De Vido es señalado por la prensa de como un seguridor del presidente Hugo Chávez. VC/EEH



Exigen despido para los involucrados

El segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Roberto Hernández, cree que los funcionarios petroleros que viajaban con el empresario Guido Antonini "deben ser botados de Pdvsa, no tienen por qué andar con un delincuente", de resultar involucrados.

El parlamentario también contempló la posibilidad de que los acompañantes del portador de los 800 mil dólares en efectivo hayan sido engañados, pero igual considera que deberían ser castigados con prisión o despido.

Para el diputado Hernández, el hecho evidencia que no hay vigilancia en los aeropuertos venezolanos. Sin embargo, considera que por el momento "el problema está en manos de la justicia argentina".



Ramírez anuncia averiguación y dice que es "lamentable"

El presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, anunció una investigación sobre el caso del maletín con casi 800.000 dólares que fue retenido en Buenos Aires a un ejecutivo venezolano.

"Es un incidente lamentable que se ha producido, entendemos que la administración argentina está actuando y está desarrollando todo un proceso de acuerdo a su investigación", declaró a la cadena "Unión Radio".

"Nosotros tenemos pendiente abrir un proceso de investigación sobre la presencia del funcionario de Pdvsa en este incidente y determinar las circunstancias en las que eso se produjo", agregó.

Ramírez destacó la relación "dinámica de trabajo muy fluido" entre Pdvsa y la empresa argentina Enarsa, indicando que son empresas estatales y en "ese sentido hay una situación de intercambio permanente".

Rodrigo Cabezas, ministro de Finanzas, por su parte, dijo no tener información sobre el caso del maletín con casi 800.000 dólares en efectivo pero consideró que se deben llevar a cabo las investigaciones pertinentes "caiga quien caiga". Le pareció "poco común" que "alguien pueda llevarse" 800.000 dólares. Aseguró que el Gobierno no tiene "nada que ver" ni con el empresario.



Relaciones del empresario llegan a Mercal

Al hacer una revisión de los registros de Florida se obtuvo más detalles de las empresas del venezolano-norteamericano Guido Alejandro Antonini Wilson. Posee un apartamento en el exclusivo condominio de Ocean Club, en Key Biscayne, dirección bajo la cual ha registrado en los últimos años una flota de automóviles de lujo.

Antonini, a quien se le decomisó una valija con 800 mil dólares el pasado sábado, al llegar a Buenos Aires junto a funcionarios de Pdvsa y la empresa argentina Enarsa, aparece junto a su socio Wladimir Abad en el registro de una empresa que tiene como sede una amplia y moderna casa de la avenida Mashta, de Key Biscayne, evaluada en $3 millones 960 mil con vista a uno de los canales del cayo, señala El Nuevo Herald.

Otro interesante detalle obtenido de los registros es que el nombre de Wladimir Abad coincide con el del secretario de American Food Grain (AFG), filial de un importante holding privado de Venezuela (Proarepa) propiedad de Sarkis Arslanian Beyloune y Ricardo Fernández Barrueco.

Proarepa se encargó de la distribución de alimentos durante el paro de 2002, tras lo cual ha firmado millonarios contratos para programas de alimentos subsidiados del presidente Chávez. En notas emanadas de la Dirección de Prensa del palacio de Miraflores se refieren a Proarepa como "compañía de capital privado que se ha sumado a esta misión (Mercal) para ofrecer alimentos de calidad y mejor precio al consumidor venezolano".

En junio de este mismo año Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA) confiscó un jet de la empresa American Food Grain. El informe de confiscación, señala El Nuevo Herald, señala que el empresario Ricardo Fernández Barruecos burló normas federales al registrar el avión en Estados Unidos.

El nombre de Guido Antonini aparece además ligado a otras empresas del sur de Florida, tales como Venuz Supply Inc en Intertel Telecom y Techmilk Inc.



Publicar un comentario