11 agosto 2007

¿Dónde estoy?

No lo se, creía que estaba en el país donde había nacido, donde había crecido. Creía que estaba en la ciudad que me vio dar mis primeros pasos, donde aprendí a manejar bicicleta, comencé a jugar pelota, a ver televisión, a leer. Creía que estaba en la ciudad donde di mi primer beso, donde me enamoré por primera vez. Pero me equivoqué. Creo que ahora estoy en un sitio distinto, en un universo diferente.

Esta no es la Caracas que conocí, no sólo es el hecho de salir de tu casa con miedo pues no sabes si vas a regresar, o calarse las colas interminables que nos frustran (soy de los que piensa que el infierno es una cola interminable que nunca se mueve), tampoco lo caro que esta todo, lo que me puso a pensar que no estoy donde quiero estar fue la gente.

Si, la gente. El venezolano está muy cambiado, desde el año 1999 para acá se ríe menos, se tripea menos las cosas, pareciera que disfrutara menos la vida. Pareciera que la diatriba política los puso bravos a todos. Ahora las facciones de la gente son más duras, más frías, más tristes por decirlo de alguna manera. Todos han cambiado, todo es diferente.

Y parece que todo seguirá cambiando, seguirá evolucionando pero no de una manera positiva. Los cambios son buenos, pero los cambios que se están viviendo aquí son los peores. ¿Dónde estoy? ¿Qué hago yo aquí? ¿Es este el lugar donde quiero estar?

No puedo dar respuesta a mis preguntas, en este momento estoy algo confundido, no por problemas sentimentales, sino porque no se si el futuro esta aquí, no sólo mi futuro, sino el futuro de todos aquellos que rechazamos un régimen que suprime las libertades ciudadanas, se que escribí que no podría irme de aquí y por eso me da vergüenza decir esto, pero estoy pensando en partir, no para siempre, sólo por un rato.


Publicar un comentario