01 febrero 2008

Guyana construirá tres centrales hidroeléctricas en el Esequibo

Bueno, tanto que habla el Presidente Comandante sobre "Traición a la Patria", y ¿ésto qué es? O sea, ¿el Esequibo no está en Reclamación? De ser así, se supone que nadie debería de construir o edificar infraestructuras. Pasa igual que las invasiones en Venezuela. Llegan los invasores con su bandera de Venezuela y su afiche del Presidente Comandante, y se adueñan de un terreno que no es de ellos, bajo la mirada complaciente de los organismos de seguridad. Empiezan a construir, a construir, y después, ¿quién los saca de allí? ¿Después de todo lo que han gastado? Pienso que hay cosas más importantes que deberían de ocupar la agenda del Ejecutivo que estar cazando pelea con el primero que le pase por delante...


El Gobierno guyanés parece haberle tomado la palabra al presidente de Venezuela Hugo Chávez y tras él señalar en 2004 que no tenía inconvenientes en que otorgaran contratos de concesión en la zona en reclamación, Guyana se dispone ahora a construir al menos tres represas eléctricas en el Esequibo.

La página web del sector energético gubernamental de Guyana (http://www.electricity.gov.) da cuenta del estado de los proyectos hidroeléctricos que se desarrollarán al occidente del río Esequibo, que Venezuela reclama como suyo.

Los proyectos en fase de estudios de factibilidad son: la Hidroeléctrica de Turtruba, en el río Mazaruni, asignado a la empresa Enman de Trinidad y Tobago, la planta de Devil's Hole en el río Cuyuní, para lo que se suscribió un memorando de entendimiento con la empresa Guyana Goldfields, Inc, y una gran planta en el Alto Mazaruni, cuyo concepto fue desarrollado por dos empresas japonesas, mientras el estudio recayó en la Compañía Rusa de Aluminio.

Reclamo pierde fuerza
La construcción de la central en el Alto Mazaruni tiene una connotación especial en la historia del reclamo venezolano.

Desde los años 70 la represa está en la agenda guyanesa, pero, en 1981 ese gobierno pretendía llevar a adelante el proyecto, sólo que la actuación decidida de la diplomacia venezolana, en defensa de la soberanía, impidió que se concretara.

Sobre la construcción de la central hidroeléctrica, el embajador Sadio Garavini, estudioso del tema y quien se desempeñó como jefe de la representación diplomática de Venezuela en Georgetown, señala que con la declaración de Chávez, quien señaló no tener objeciones a las grandes inversiones en el Esequibo, se perdió la herramienta más importante de que disponía Venezuela para llegar a un acuerdo sobre el territorio.

Explica que la negativa venezolana a que se otorgara concesiones en la zona significaba "complicaciones para Guyana", pues para obtener las inversiones debía llegar a un acuerdo con Venezuela sobre su reclamación.

También etanol
Pero el aspecto hidroeléctrico no es el único que será desarrollado en la zona. Desde ya se anuncia la posibilidad de un proyecto en sociedad con Brasil para la producción de etanol. En ese sentido, el embajador de Brasil en Georgetown, Arthur Meyes, anunció recientemente que la empresa brasileña BioCapital, planea invertir en el cultivo de caña de azúcar y la producción de etanol en Guyana 300 millones de dólares en la compra de unas 50 mil hectáreas de tierra.

Para Garavini, con la declación de Chávez ya nadie parece tener inconvenientes en invertir en el territorio Esequibo y dice que se ha debilitado la reclamación venezolana a tal extremo que Guyana no parece tener razones para discutir el tema limítrofe con Venezuela.

Publicar un comentario