07 abril 2008

Cuando querer no es poder

El régimen vuelve a equivocarse. Entre otras cosas por querer manejar "el gallo tapao" como método de política pública, amén de volver a menospreciar la inteligencia de la gente. Cuatro de los temas que están en el tapete tienen las mismas características de "ocultamiento barato" y de falta de respeto al razonamiento colectivo.

Tema uno: Caso Danilo Anderson, sólo sé que no sé nada o cómo "la mentira sale". Más "cochambroso" que este asunto y su manejo, imposible. Desde el mismo momento de los hechos y toda la épica en la que participó el alto Gobierno, hasta la insólita actuación de un Fiscal General que dirigió sus acciones a "enlodar" todas la investigación con testigos falsos a los que supuestamente olían, veían a los ojos, tocaban y percibían con porcentajes de veracidad que fueron variando del 80 por ciento de credibilidad hasta el "a mí me engañaron" lamentable y sospechoso. Cuando todo el mundo creía olvidado el expediente y justo cuando el ex Fiscal General anunció su búsqueda de empleo en el TSJ, salió otro fiscal, no de tan alto rango, pero sí que tuvo mucho que ver con el caso y le aguó la fiesta... Lo que queda claro, es que el cuento que nos han metido, es falso. Pero, ¿quién le responde a los injustamente acusados como presuntos implicados? ¿Por qué se desvió la investigación inicial? ¿Qué y a quién se ha querido ocultar? Al final, son varios los elementos que se están conociendo. Entre otras cosas porque hay muchas manos en ese caldo y es imposible que no se ponga "morao", a pesar de la "protección" que ahora tiene el ex gran fiscal con su nuevo trabajo en el máximo tribunal.

Tema dos: La Carlota o cómo construyo sin que la gente diga "ay que raro". Comenzaron los movimientos de tierra sin pensar que los vecinos iban, cuando menos, a sentirse extrañados. Así se conoció la noticia: un conjunto residencial de varios edificios. Sin consulta previa, en primer lugar, a los habitantes de la zona y luego a los caraqueños. Cuando la opinión pública supo de la historia se inició la presión. Conclusión temprana: paralizado... "por ahora" el asunto.

Tema tres: La Reforma Curricular. Y es que no aprenden. Juraban que los profesores, los padres y representantes y los mismos alumnos iban a aceptar estos cónclaves informativos de este proyecto militarista, básico y lava cerebros a pies juntillas. El tiro por la culata. Tropiezan de nuevo con la misma piedra del dos de diciembre. La mayoría rechaza la obsesión ideológica... pero aún creen que pueden colarla... Sin embargo, hubo "frenazo". Según el propio líder del proceso "no hay apuro".

Tema cuatro: El expediente de la Computadora de Reyes o "la tecla nula". ¿El régimen piensa que esto concluye con el rechazo que emitieron a los documentos enviados por el Gobierno colombiano? ¿Creen que la opinión pública mundial e internacional pasará la página de lo que apenas se vislumbra?

El voluntarismo es un mal consejero... Y el desprecio colectivo más.

Publicar un comentario