07 abril 2008

Hoy en la educación venezolana (17)

Alegan que pénsum no puede ir a referendo

La presidenta de la Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres), Nancy Hernández de Martín, considera "inconstitucional" someter a referéndum la reforma curricular, pues argumenta que la Carta Magna, en sua rtículo 74, prohíbe este tipo de consulta en leyes de presupuesto, amnistía o aquellas que protegen los derechos humanos.

El pasado jueves, el presidente Hugo Chávez invitó a la oposición a presentar su propuesta sobre el nuevo Currículo Bolivariano. Dijo que "debe darse un gran debate durante este año y parte del año que viene y luego ir a un referendo contrastando dos modelos".

En este sentido, Hernández recordó que el artículo 102 de la Constitución Nacional señala que "la educación es un derecho humano" y por tal razón no puede someterse a referéndum.

A su juicio, lo procedente es "revisar" el diseño curricular, sin querer imponer criterio alguno.

"Queremos un proyecto educativo para todos los venezolanos. La idea es sentarnos todos los factores a discutir los temas, y que el nuevo currículo lo decida la mayoría del país. El ministro no nos puede comprar con oficinas de recepción y buzones de páginas web, para decir que recibe las propuestas", dijo Hernández en su momento.

Fenasoapadres; la Red de madres, padres y representantes y la Red Alfa convocaron para el próximo sábado 12 de abril a una jornada nacional de asambleas de madres y padres en cada una de las escuela del país, a fin de conocer, discutir y fijar posición sobre la propuesta gubernamental de un nuevo currículo educativo nacional.

Las organizaciones esperan recopilar todas las "observaciones" que surjan en estas mesas de trabajo y consignar a finales de mes, un documento ante el ministro de Educación, Adán Chávez.

El Universal

Aspiran a que currículo forme ciudadanos bien capacitados

El presidente Hugo Chávez retó, el pasado jueves, a los sectores que se oponen al Currículo Bolivariano (CB) a presentar sus propuestas para promover una consulta nacional en 2009. El objetivo es confrontar los proyectos pedagógicos, y que sean los ciudadanos los que decidan.

Al respecto, algunos voceros del sector educativo emitieron algunas ideas de lo que podría ser un nuevo programa de enseñanza nacional.

Formador de docentes en el Pedagógico de Caracas, el profesor Robert Rodríguez precisa que el marco fundamental es la Constitución Bolivariana, pero hay más. "Hay que aprobar la Ley Orgánica de Educación (LOE). No es viable un currículo sin un sistema establecido y organizado". Además, de la evaluación de los pros y contras del currículo vigente.

"En mi parecer debe estar sustentado en competencias. En los proyectos de aula. Hay que discutir la transdisciplinaridad y la multidisciplinaridad. No puedes ir a aprendizajes por áreas simplemente porque hay déficit de docentes de Matemática, Física y Química", apunta.

Ante las críticas al CB, Rodríguez apuesta a destacar valores inmersos en la Carta Magna, pero que no sean perfilados hacia una tendencia. "Hablo de los valores universales de libertad, democracia, tolerancia. Hay que formar un ciudadano para el mundo, desde su perspectiva local, que sea formado no para remitirse a un fundo zamorano, sino para el desarrollo de la agricultura, la ciencia. Que tenga capacidades para ayudar al desarrollo nacional".

Sin dejar a un lado la importancia del currículo, la vocera del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, Raquel Figueroa, alerta que la calidad y efectividad de un programa descansa en la estructura del sistema. "Es necesario mejorar la calidad de vida de los docentes. Dotar las escuelas, garantizar una auténtica asistencia a los más necesitados. Ese es el primer paso para desarrollar los contenidos; si no será tiempo perdido".

Empero no pierde la oportunidad para subrayar que, ante todo, debe sistematizarse pedagógicamente. "Claridad en lo que se pretende, sobre todo en las teorías pedagógicas".

Competencia con ética

"La escuela debe recupera su rol de integración. El currículo debe estar sincronizado con el desarrollo evolutivo de los niños y jóvenes", dice en primer instancia la investigadora del Cendes, Mabel Mundó.

Afirma que se debe mantener el desarrollo endógeno, pero comparado con las prácticas en España o EEUU. "Urge una adaptación a los nuevos conocimientos en Biología, Física y el avance tecnológico. Hay que abordar los derechos humanos, y ante todos apuntalar una ciudadanía activa y libre".

Sin miedo a las críticas, apuesta porque los programas incentiven al niño y al joven a reconocerse como persona. "No puedes convivir si no tienes un conocimiento de ti mismo. Es necesaria la idea de la competencia, no de la competitividad sin ética. Igual, rescatar las Olimpiadas de Matemáticas, Física, los festivales de ciencias y que éstos sirvan para que la sociedad se reencuentre con el conocimiento desde la escuela".

La presidenta de la Federación de Padres y Representantes, Nancy Hernández de Martín, adelanta que los nuevos programas deben formar "para la paz, la conciencia democrática y civilista. Es importante que estén presentes todas las corrientes de pensamiento. Sin negar lo local y nacional debe haber un enfoque hacia la mundialización", sostiene.

Al igual que Figueroa, advierte que el nuevo proyecto debe igual enfocarse en lo estructural. "Cerca de 70% de los niños y jóvenes están en las escuelas públicas. Es necesaria una gran inversión para mejorar la calidad. El plantel público debe recuperar la excelencia educativa que por un tiempo lo caracterizó, igual el privado.

Edgar Bazán, presidente del Colegio de Profesores, señala que es necesario concatenar los contenidos con las tendencias mundiales. Formar para la ciudadanía con libertad, y que los jóvenes tengan las competencias mínimas para su desarrollo personal, y mejorar la condición laboral del gremio


El Universal
Publicar un comentario