08 mayo 2008

Hoy en la educación venezolana (41)

“Nuevo diseño curricular está al servicio de un proyecto político”

La Conferencia Episcopal Venezolana fijó su posición, a través de un comunicado, con relación al nuevo diseño curricular el cual, según la Iglesia, “contradice planteamientos de la Constitución y de la Ley Orgánica de Educación”.

La CEV critica el deseo del Gobierno nacional de imponer un nuevo currículo que estaría al servicio de un proyecto político. Por lo que insisten en la necesidad de un diálogo nacional, franco y abierto, acerca de diversos aspectos de la actualidad educativa del país que deben ser revisados.

En este sentido, rechaza la forma como se ha procedido, “sin que se haya producido el proceso participativo plural, indispensable para un tema tan importante”, agrega que esto “ha generado una reacción generalizada en los actores interesados, en especial Asociaciones de Padres y Representantes, universidades y diferentes gremios de educadores”.

Asimismo, dicen que este modelo educativo que el Gobierno busca imponer, contradice planteamientos de la Constitución y de la Ley Orgánica de Educación vigentes, y replantea cuestiones rechazadas el 2 de diciembre del año 2007.

MENSAJES CONTRADICTORIOS
Igualmente muestran preocupación por las declaraciones emitidas por las autoridades, las cuales según la CEV, no propicia el clima necesario para este delicado asunto al enviar mensajes contradictorios.

“En unos momentos destacan el carácter obligatorio y definitivo de cuánto ya está decidido, y en otros, presentan un tema como si estuviéramos en una fase provisional e interlocutoria de estudio”, es decir, se habla de una consulta, pero al mismo tiempo se invita a los interesados a apropiarse del espíritu y los contenidos del mismo.

“Se habla de posibles cambios y de que no hay prisa, pero el discurso oficial reafirma directrices que ya están poniendo en práctica, además de seguir dando los cursos de inducción, y hasta se habla de textos ya elaborados”.

“Este modo de proceder, realmente arbitrario y excluyente, que está en contra de la apertura constitucional a diferentes corrientes de pensamiento, origina numerosos cuestionamientos y un ambiente de desasosiego y desconfianza que no resulta constructivo ni esperanzador. Sin un planteamiento de fondo sobre esta problemática corremos el peligro de agudizar los enfrentamientos y las divisiones”, señala la misiva.

INSISTEN EN EL DIÁLOGO PLURAL
Insisten en un diálogo nacional acerca de los fundamentos teóricos, pedagógicos y filosóficos, que deben ser entendidos a la luz de la Constitución y no interpretados unilateralmente, y sobre diversos aspectos del desarrollo del currículo que, en su opinión, deben ser revisados: el exagerado militarismo; la visión parcializada de la historia; la reducción e imposición de los modelos inspiradores presentados, entre otros, dice la CEV en su comunicado.

Asimismo, “reafirman el derecho y deber de la familia en la misión orientadora de los hijos, así como también recuerdan la responsabilidad de la sociedad en esa labor”. Reconocen el derecho y deber del Estado para garantizar a todos el disfrute de estos derechos que son irrenunciables, y la educación es uno de ellos.

Sin embargo, resaltan que “compartimos, con muchos otros, los elementos de progreso que se ratifican o introducen en el Nuevo Diseño Curricular, tales como la responsabilidad social y la solidaridad”, continúa el texto.

Exhortan que no se adelanten pasos concretos en la implementación del currículo; a que se hagan públicas cualquier iniciativa concerniente a cambios en el sistema educativo para evitar rumores, y a no asumir ninguna posición ambigua, ingenuidad o eventuales agendas ocultas.

2001
Publicar un comentario