22 junio 2008

¿Con qué se come "la popularidad"?

La encuestadoras nos dicen que la intención de voto es menor y que Chávez se ha debilitado

La cronista escribe a minutos de que Chávez nombrara a un veterinario como ministro de Cultura y enrocase a Farruco Sesto en Vivienda. Farruco acabó con las instituciones culturales porque le olían a "burguesía" culta y meritocracia largamente acumulada. Recordemos que algunos cuando oyen la palabra "cultura" sacan su pistola. La última de sus obras fue colocar una bodega de Mercal en el hall del Celarg para simular que el mesías barinés se ocupa de la salud del cuerpo, más que de las exquisiteces del alma. Habría que preguntárselo a los niños desnutridos, o ver las cifras de Cavidea sobre la caída del consumo; o los más de cien mil casos de parotiditis; o los brotes de tuberculosis, dengue y lechina. Por el MinVivienda ha desfilado un regimiento de ineptos. La corrupción ha colocado el precio de las viviendas oficiales en cerca de mil millones por unidad, a pesar de ser "cajas de fósforos" resquebrajadas. Los muchos enroques solo demuestran la falta de especialistas al lado de Chávez y la profusión de "toderos" que nos están llevando a la ruina.

Venezuela es hoy más insegura que Colombia, tal como revelan las tasas de homicidios registradas por el Observatorio Venezolano de Violencia. En los diez años de Chávez la cifra de homicidios creció en 184%. "De 19 crímenes por cada 100 mil habitantes registrados en 1998, se elevó a 47 en 2007" (El Universal 18-06-08). El MIJ anuncia que al plan "Ruta Segura" (¡qué habilidad para rotular lo que no se hace, Dios mío¡) incorporará mil doscientos PM. El día que se experimentó con dos GN armados con FAL dentro de cada autobús, "el hampa alzada robó en 16 busetas" (El Mundo 19-06-08), y hubo 37 atracos. Al día siguiente no apareció en las busetas ni un solo GN. La medida "pantallera" no incluye la seguridad de los barrios, de modo que los violadores y las bandas andan a la libre. ¡Y pensar que el MIJ cínicamente asegura que "las muertes entre bandas no afectan la seguridad ciudadana". Es obvio que Rodríguez Chacín no se ha molestado en contar los cadáveres de cientos de niños y adultos que han muerto a causa de balas perdidas o de disparos entre delincuentes.

Hay que ver las estadísticas de la Red de Sociedades Científicas de Venezuela sobre el crecimiento de enfermedades endémicas en nuestro país a causa de la preferencia de Chávez por los consejos cubanos y su rechazo a los médicos venezolanos. Se eliminan las vacunas triples y se aplican las dobles provenientes de Cuba, por eso los brotes masivos de parotiditis y de otras enfermedades virales. Desaparecieron los controles epidemiológicos y se ocultan criminalmente las estadísticas.

En cualquier ámbito oficial solo encontramos fracasos y la pérdida de millones en corrupción y regalos externos. Evo dice que ya alcanzan a $ 100 millones los fondos no reembolsables dados por Chávez a Bolivia. Nicaragua recibió esta semana miles de cauchos gratis. El domingo viajó a Venezuela en un avión de Pdvsa un alto dirigente del FMLN salvadoreño, José Luis Merino, cuestionado por sus nexos con las FARC y con traficantes de armas; Chávez está adscribiendo los puertos venezolanos a empresas cubanas y según muestra documentalmente Patricia Poleo, Cantv ya está bajo control cubano.

El Gobierno miente al anunciar la baja del precio de la carne cada vez más escasa. Los "productores" chavistas anuncian excedentes de leche y las empresas lácteas los desmienten. Jaua asegura que los productos agroalimentarios abundan mientras Cavidea dice que el Gobierno está "imponiendo un racionamiento" y la producción de alimentos descendió 4,3% solo en mayo.

Las encuestas registran que los venezolanos acusan al Gobierno de la inseguridad (76%), de la inflación (59%), de ser corrupto (61%) y a Chávez directamente de "no resolver los problemas" (58%). Rechazan las inhabilitaciones políticas (80%); que Chávez se reelija (70%); su relación con las FARC (78%), la regaladera en el exterior (87%), reclaman la casita que nunca les llega (53%) detestan al ministro de la FAN (83%), odian el "Patria, socialismo o muerte" (87%) y no creen que Chávez haya cambiado (68%). El chavismo duro está apenas entre un 10 y un 17% y los sondeos añaden que el oficialismo perderá las gobernaciones más importantes y numerosas alcaldías. Sin embargo, esas mismas encuestadoras nos espetan que Chávez cuenta entre 40 a 48% de "popularidad" y las pagadas por Miraflores le asignan hasta un 68%. Listos como estamos para creer que el pueblo venezolano es masoquista, preguntamos a las encuestadoras si "popularidad" es sinónimo de "intención de voto" y nos dicen que no. Que la intención de voto es menor y que Chávez se ha debilitado. Visto entonces el altísimo rechazo a la gestión oficial (que personalizan en Chávez) ¿nos quieren decir con qué se come la popularidad?

Publicar un comentario