17 julio 2008

Protestas Estudiantiles (30) Nueva Edición

16 personas lesionadas durante protesta estudiantil en Táchira

San Cristóbal.- Dieciséis personas lesionadas, dos estudiantes detenidos y un vehículo quemado es el saldo de la protesta que protagonizaron los estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental de Rubio, quienes se enfrentaron con funcionarios de la Policía del estado Táchira. Los manifestantes salieron a las calles a exigir justicia por la muerte del estudiante de la ULA, Douglas Rojas.

En medio de la protesta quemaron el vehículo supuestamente perteneciente al Ministerio de Infraestructura. La acción originó la presencia de los funcionarios policiales que fueron recibidos a piedras por los manifestantes. Los uniformados repelieron la protesta con gases lacrimógenos provocando que más de once personas residentes del lugar resultaran afectadas. Los estudiantes lanzaron bombas molotov y algunas patrullas policiales resultaron afectadas en el intercambio.

Alexis Serrano, comandante del Cuerpo de Bomberos de Rubio, explicó que entre las personas afectadas se encuentran siete niños y tres mujeres embarazadas "cinco funcionarios de la policía resultaron afectados, dos de ellos fueron trasladados hasta centros de salud porque fueron golpeados con piedras".

Algunos funcionarios policiales también se vieron afectados por los efectos de los gases lacrimógenos. Los niños que se encontraban en las residencias cercanas al lugar tuvieron que ser evacuados y atendidos por el Cuerpo de Bomberos.

María Rita Méndez, propietaria de una de las viviendas ubicadas en el lugar pidió respeto a los funcionarios policiales "yo tengo niños y los gases lacrimógenos me los asfixiaron. Hasta perdigones están disparando", manifestó

El camión antimotín de la policía del estado reforzó la presencia de los uniformados que poco a poco fueron replegando a los estudiantes hasta la sede de la Universidad. En medio de las escaramuzas dos estudiantes fueron detenidos. Trascendió que uno de ellos fue trasladado hasta la sede del Cicpc.

Entretanto, Francisco Rincón, dirigente estudiantil, mostró las conchas de proyectiles supuestamente disparados por los uniformados. En sus manos también tenía cartuchos de perdigones.

"Yo le pregunto al viceministro de Seguridad Ciudadana, ¿qué es esto? Esto no son juguetes para dispararles a los niños. Esta universidad está rodeada de familias que hoy están sufriendo por las bombas que los policías están lanzando en este lugar", manifestó.


El Universal
Publicar un comentario