24 octubre 2008

Caso del Maletín. Recopilación (132)

Fiscal: Durán era "perfecto para la misión del Gobierno"

Miami.- Fiscalía y defensa dieron ayer una perfecta lección ante el jurado de cómo presentar el mismo caso con versiones absolutamente distintas. Por un lado, el fiscal John Shipley afirmó que el acusado Franklin Durán es culpable de los dos cargos que se le imputan. "Conspiró junto a los demás y entró en EEUU con una misión del Gobierno venezolano para silenciar a Antonini", señaló. "Durán era la persona perfecta para esta misión: el Gobierno confiaba en él, era amigo de Antonini y estaba ligado a Florida".

La fiscalía destacó que el acusado actuó de forma voluntaria e intencionada. "Quería Antonini que firmara el poder para que el abogado solucionara el problema legal en Argentina", añadió. "El gobierno de Chávez no necesitaba a Durán en Argentina porque ese era un problema político que solucionarían entre ambos gobiernos", insistió.

El abogado defensor, por su parte, pidió al jurado que si dudan de lo que la fiscalía ha presentado en la sala, deben considerar a Franklin no culpable. "Ninguno de los testigos ha dicho que Durán actuó bajo el control o la dirección del Gobierno de Venezuela", apuntó Shohat. Sin embargo, la primera vez que Carlos Kauffmann se sentó en el estrado declaró que lo hizo "a petición de mi gobierno para conseguir más poder, más dinero, nuevos contratos".

La fiscalía ocupó dos horas en desarrollar sus alegatos finales. La defensa utilizó dos horas y media, dejando para hoy otra hora y media. Shohat fue, como abogado, quien ofreció las frases más jugosas de la jornada. Frases como "Maionica, Kauffmann y Antonini están desesperados por complacer a la fiscalía y dirían cualquier cosa para contentar al fiscal Mulvihill". O "este caso es como Alicia en el país de las maravillas". O "aquí se está decidiendo sobre la vida de mi cliente". El abogado definió de nuevo este asunto como político. "El propio Antonini le dijo al director de la Disip que es un tema político y que el FBI querría escuchar su historia. Ahí está revelando lo que él mismo pensaba".

La sala estaba repleta ayer. En los bancos se sentaban miembros de la fiscalía, la familia de Durán, la prensa y la abogada de Antonini. Shipley comenzó recordando el testimonio de Kauffmann, a quien nombró una y otra vez. "Kauffmann se ha declarado culpable, admitiendo que viajaron a Estados Unidos como agentes del Gobierno de Venezuela y que todos sabían que los 800.000 dólares eran de Pdvsa. Eso era todo. No hay más misterio".

Tras recordarle al jurado que "no se trata de Argentina o de Venezuela, sino de lo que Durán hizo aquí: conspirar y actuar como agente extranjero sin notificárselo a las autoridades", Shipley repasó los elementos del segundo cargo. Las grabaciones en las que Durán afirma que Rangel Silva está a cargo del asunto y habla de Tarek el Aissami, los testimonios de Maionica y Kauffmann, este último admitiendo: "El 9 de agosto Durán me dijo que Rangel le había pedido ayuda, que el dinero era de Pdvsa para la campaña de Cristina Kirchner y que todo se arreglaría en Argentina cuando Antonini firmara el poder".

Shipley recordó: "También supimos por el testimonio de Antonini que había más dinero en ese avión y que no era la primera vez que hacían vuelos de este tipo". Durán, afirmó el fiscal, "tenía una relación anterior con Tarek y la Disip, que son como la CIA aquí". Durán, repitió Shipley, "aceptó todas las instrucciones de la Disip". Y subrayó: "Los gobiernos de Venezuela y Argentina ya habían acordado arreglar este asunto, pero los venezolanos no tenían control sobre Antonini, por eso pidieron ayuda a Durán".

La fiscalía insistió en que Durán y Kauffmann eran "las llaves para resolver el escándalo". Para el cargo de conspiración, Shipley mostró un esquema con todos los nombres, empezando por el presidente Chávez. "Canchica que él es el último eslabón de la cadena", apuntó Shipley, recitando las fechas en las que Durán participó en la conspiración y tuvo contacto con los conspiradores.

Por último, la fiscalía intentó desmontar las teorías de la defensa: "La idea de que Durán actuó como amigo de Antonini es inconsistente. ¿Qué amigo actúa así? Tampoco hubo inducción al delito porque habló con la Disip antes de que Antonini fuera al FBI.

Desde el minuto uno, Durán estaba preparado para ayudar a su gobierno, como demuestra su historial de corrupción. Él sabía lo que hacía en este país: dos gobiernos estarían felices si Antonini firmaba el poder".

El fiscal Shipley concluyó: "Durán violó las leyes de Estados Unidos".

En las pantallas frente al jurado apareció un mapa de Venezuela, una foto del Helicoide (el cuartel general de la Disip) y una flecha apuntando hacia Estados Unidos.

Publicar un comentario