26 octubre 2008

Chávez contra Rosales (01)

Chávez: "Yo estoy decidido a meter preso a Manuel Rosales"

"Este es un acto político (...) están con Dios o con el diablo", aclaró y advirtió el presidente Hugo Chávez al empresariado zuliano, al presentarles su "formula política" y exigirles que la elijan el próximo 23 de noviembre, todo esto a través de la pantalla de Venezolana de Televidión (VTV).

"Si no gano aquí estaré obligado a revisar las relaciones con el Zulia", soltó el mandatario, para luego ante unas caras perplejas que mostraba la televisora estatal, enumerar sus denuncias en contra del gobernador de la entidad, Manuel Rosales, a quien se refería como "capo, mafioso, don Corleone".

"Yo estoy decidido a meter preso a Manuel Rosales. Estoy decidido. ¡Ya está bueno! ¡Ya basta! ¡Es que lo voy a meter preso a Manuel Rosales! Va a terminar preso. Sépalo el Zulia y Venezuela porque una calaña como esa tiene que estar en prisión, no gobernando (...) ni una familia, porque vaya qué daño les hace a sus hijos. No puedes estar suelto. Quiero que ustedes lo sepan, él (Rosales) está tratando de matarme. Yo no lo voy a matar, yo no mato ni a una cucaracha. Pero sí soy jefe de Estado. ¡Ya está bueno¡", subrayó Chávez, desde el centro de arte Lía Bermúdez, en Maracaibo (Zulia).

"Hago un llamado público a la fiscal general (Luisa Ortega), al Tribunal Supremo de Justicia (Luisa Estella Morales) (...) a que actúen. Aquí hay denuncias, 11 fincas tienen su nombre, viviendas, quintas, movimientos de capitales, testaferros, mafias viviendo aquí, mafiosos viviendo acá en el Zulia, venezolanos y colombianos, con arsenales de guerra, narcotráfico. Hay bastantes elementos para trabajar, pero yo me pongo al frente de la operación y esa operación se llama: Manuel Rosales, vas preso", insistió el Presidente.

El jefe de Estado aclaró que su advertencia la cumplirá "en el marco de la Constitución y la ley" e "independiente de los resultados del 23 de noviembre".

El tono de advertencia lo bajó para pedir a los presentes "salvar al Zulia (...) por sus hijos, por lo más noble que tengan por dentro, por la Chinita, por la zulianidad, por Rafael Urdaneta".

En varios momentos de su discurso cambió el tono para pedir, exigir y rogar llevar a Gian Carlo Di Martino, actual alcalde de Maracaibo, a la Gobernación, así como votar por los aspirantes a las alcaldías zulianas, encabezados por Henry Ramírez a la de Maracaibo.

Chávez prometió al Zulia recursos adicionales para proyectos especiales, vivienda y vialidad y hasta un banco de desarrollo, pero sólo si Di Martino resulta ganador. "Con Rosales no me pidan nada especial", reiteró, al prometer pasar "días enteros a trabajar" en la entidad si "barren a Rosales". Al candidato opositor Pablo Pérez lo llamó "Pablo Bernardo Carlos Andrés Pérez. Son caimanes del mismo pozo. Él va a hacer lo que le mande don Corleone".

En sus casi 4 horas de discurso, Chávez mencionó a su otrora aliado y mentor Luis Miquilena y al "otro mafioso", el empresario Tobías Carrero, a quien acusó de hacer negocio con Rosales "y adueñarse de casi todas las empresas de seguros". "A esos caballeros les digo lo que dijo Pedro Zaraza, antes de la Batalla de Urica: "O se rompe la Zaraza o se acaba la bovera". A las pocas horas estaba sin vida José Tomás Boves y fue Pedro Zaraza quien lo tumbó de un lanzazo del caballo. No podemos seguir aceptando que en nuestras narices unos capos sigan haciendo jugosos negocios", dijo.

Chávez insistió en su tesis de que la oposición prepara un plan llamado "la verdadera crisis", el cual consiste en ganar varias gobernaciones y alcaldías para desde allí "arremeter contra el Estado central para llevarnos por la violencia y hacer ingobernable al país".

El Universal

Gobernador le retruca al Presidente mote de "capo"

Maracaibo.- El gobernador del Zulia, Manuel Rosales, desestimó las denuncias hechas por el presidente Hugo Chávez, en las que lo cataloga como "capo de la mafia" y le replicó que "a lo mejor los verdaderos capos estén siendo protegidos por el Gobierno nacional".

Durante el acto de celebración del 40 aniversario de la Fundación del Niño, organizado en el teatro Baralt de Maracaibo, el también aspirante a la Alcaldía de Maracaibo afirmó que "de narcotráfico y de mafias saben ellos porque la relación de ellos con la guerrilla quedó claramente demostrada y comprobada, y la guerrilla se mueve en este mundo de todas estas cosas malas. En todo caso, será Miraflores el nido de los capos".

Rosales atribuyó los ataques e insultos que en los últimos días ha recibido de parte del Jefe del Estado a la "desesperación electoral" de éste. Recientes sondeos afirman que el candidato oficialista a la Gobernación del Zulia, Gian Carlo Di Martino, está por debajo del aspirante de Un Nuevo Tiempo, Pablo Pérez.

Acto seguido, el mandatario regional dijo que la opinión pública se encargará de discernir en torno a las dos gestiones. "Invito al presidente Chávez a debatir para ver ¿cuál es el mejor gobierno, si el de él o el mío?", agregó.

Rosales también indicó que "él viene para acá (al Zulia) porque está perdido y van a perder el 23 de noviembre. Vamos a obtener una apoteósica victoria, ahora sería bueno que le hicieran un tour a Chávez, que lo lleven al motel de Di Martino, donde estaba destinado construirse un terminal de pasajeros, después lo paseen por Las Pulgas para que vea el gran bulevar que construyó con los millardos que se robó y para que vea cómo la ciudad está abarrotada de basura, con un mal transporte y sin gas".

El candidato al Ayuntamiento marabino indicó que no permitirá que arrastren su nombre por el piso. "No se lo permito a él ni a nadie", replicó.

Achacan ataques a encuestas Pese a que dijo no conocer ningún estudio de opinión reciente, el analista político Andrés Stambouli afirmó que los reiterados actos de campaña que el presidente Chávez ha encabezado en estados como Zulia y Guárico demuestran que en esas plazas el oficialismo tiene las de perder en los comicios del próximo 23 de noviembre.

"El Gobierno sabe que por lo menos va a perder cinco gobernaciones, pero está haciendo todo lo posible por evitarlo y además está empleando esos estados como cajas de resonancia para otras entidades", aseveró.

Stambouli no quiso aventurarse a evaluar el impacto que en la intención de voto han tenido los recientes ataques contra Rosales y Pérez. No obstante, indicó: "Esto demuestra claramente que las opciones del chavismo están muy débiles".

El Universal
Publicar un comentario