01 diciembre 2008

Viene otra Reforma (58)

Chávez instruyó al PSUV a trabajar por su reelección

El presidente de la República, Hugo Chávez, autorizó ayer al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a debatir y activarse para que se concrete una enmienda a la Constitución de la República que permita la reelección indefinida.

Durante el acto de transmisión de mando de la Alcaldía del municipio Libertador, que se llevó a cabo en la plaza Caracas, y que fue transmitido en cadena nacional de radio y televisión, el mandatario se quejó de que en algunas alcaldías y gobernaciones en las que ganaron opositores se está "arremetiendo contra el pueblo" y se han generado inconvenientes con personal de las misiones sociales.

"Viendo esto que está pasando y más clara la gran amenaza que se cierne sobre el pueblo venezolano con estos fascistas, entonces yo digo, ustedes tienen razón. ¡Uh, ah, Chávez no se va!", dijo el Presidente.

"Les doy mi autorización al Partido Socialista Unido de Venezuela, al pueblo venezolano, para que inicie el debate y las acciones para lograr la enmienda constitucional y la reelección del presidente de la República, y estoy seguro que ahora sí lo vamos a lograr", indicó el mandatario.

Dijo que "Si Dios quiere y me da vida y salud, estoy listo para estar con ustedes hasta el 2019 hasta 2021 o a hasta que Dios diga y el pueblo mande". A este efecto, Chávez señaló que era necesario que se mantuvieran activados los batallones, las patrullas socialistas y los movimientos sociales.

Cero disidencia Al analizar los resultados de los pasados comicios regionales, el presidente de la República destacó que quedó evidenciado que "no hay chavismo sin Chávez" y que "se equivocaron quienes han alentado esa corriente".

Hizo un llamado a la reflexión a los partidos aliados del oficialismo que "se están dejando llevar por el canto de las ballenas, dejándose llevar por el elogio de la oligarquía, por personalismos. Les digo que las puertas de la revolución están abiertas y que cada quien escoja su camino, ese es mi mensaje a los partidos supuestamente aliados de Chávez y del PSUV".

Explicó que "hay actitudes que uno no comprendió y nunca comprenderá en ninguno de esos partidos, ahora ellos tomarán las decisiones que tengan que tomar, pero que entiendan que no hay disidencia chavista y quedó demostrado que el que traiciona a Chávez se muere políticamente", sentenció el Presidente.

Sobre la solicitud hecha por el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y por el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radons-ki, de enfrentar juntos los problemas de sus jurisdicciones, el mandatario nacional no mostró disposición al respecto y más bien señaló que los estará "monitoreando día tras día".

Hizo un llamado a su seguidores a planificar el "contraataque", porque hay que recuperar el poder en esos estados tan pronto como sea posible".

El mandatario le envió un mensaje a Ledezma y a Capriles: "Bueno, señor alcalde mayor, gobierne, pero dentro de cuatro años esa alcaldía vuelve a ser roja rojita, no tenga la menor duda, lo mismo en el estado Miranda, gobiernen pero en cuatro años nosotros reconquistamos Miranda y Carabobo".

El Universal

"Es un fraude y una burla a la voluntad popular expresada"

De "fraude" y "burla" a la voluntad popular ya expresada calificó el abogado constitucionalista Gerardo Fernández la intención del mandatario nacional, Hugo Chávez Frías, de impulsar una enmienda a la Carta Magna para asegurarse la reelección indefinida apenas un año después de que el pueblo rechazara la materia en un referendo nacional.

El especialista insistió en que no puede haber ni una enmienda ni una reforma sobre una materia que ya ha sido consultada y explicó que legalmente tal iniciativa debe reintentarse en otro período constitucional.

"La Constitución es clara al establecer que cuando se rechaza una reforma en un período constitucional no se puede plantear una iniciativa de modificación hasta el siguiente período. Ningún punto que fue rechazado puede volverse a someter a la voluntad popular porque ésta ya se expresó", explicó el abogado, para quien resulta "absurdo" volver a preguntar lo que ya se preguntó un año atrás.

"Replantear la reelección es burlarse de la voluntad popular. Ya el pueblo dijo lo que tenía que decir. El planteamiento hecho por el Presidente no es viable ni política ni constitucional ni moralmente", argumentó antes de insistir en que ni el Presidente ni la Asamblea Nacional ni la iniciativa popular pueden reeditar una solicitud de modificación constitucional abordando, total o parcialmente, los asuntos que ya fueron negados el 2 de diciembre de 2007.

"Evidentemente que el tema de la reelección ya fue rechazado y no puede volverse a plantear", insistió Fernández, para quien la reelección, por su importancia, impacto y trascendencia en el régimen político y en el sistema de gobierno, no es materia de enmienda. No obstante, dijo, la enmienda pasa por una aprobación popular y la viabilidad política de imponerla no está clara. Explicó que los que adversen la intención de impulsar la enmienda deben acudir al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) o al Consejo Nacional Electoral (CNE) a presentar los recursos pertinentes.

El Universal
CNE puede preparar referendo para la enmienda en 3 meses

Noventa días es lo que necesitaría el Poder Electoral para organizar un eventual referendo para consultar a los venezolanos sobre la procedencia de una enmienda a la Carta Magna, que faculte al presidente de la República a presentarse a la reelección para un cuarto período de gobierno.

Técnicos electorales consultados -aunque aclararon que el organismo no ha recibido peticiones de este tipo- precisaron que no existen diferencias importantes entre el referendo constitucional organizado en el año 2007 y una eventual consulta sobre enmiendas a la Constitución.

La única diferencia entre ambos proceso radica en el calendario electoral. En el año 2007 no existían elecciones pendientes, no obstante para finales de 2009 el CNE debe organizar los comicios para designar a los concejos municipales y juntas parroquiales.

Según lo establece el artículo 341 de la Constitución, las enmiendas se pueden tramitar por iniciativa del Presidente, de los integrantes de la Asamblea Nacional o por petición de 15% de los electores inscritos en el Registro Electoral. En este último caso, el CNE debe normar la recolección de rúbricas. Según la Carta Magna, las enmiendas deben someterse a referendo en los 30 días siguientes a su recepción.

El Universal
Publicar un comentario