08 diciembre 2008

Viene otra Reforma (65)

"Oponerse sólo por oponerse no servirá"

El momento es ideal para que el presidente Hugo Chávez plantee la reelección. Para Orlando Goncalves, asesor electoral internacional, "era lógico que, inmediatamente pasadas las elecciones regionales, Chávez solicitara la enmienda porque está claro que recuperó terreno, votos, y, como es su costumbre, hacer siempre lo que menos se espera el adversario: era lógico que planteara e impulsara el tema".

Para esta nueva campaña Goncalves recuerda que "oponerse sólo por oponerse, no servirá". Desde su perspectiva es indispensable "comenzar a cambiar a los voceros, presentar caras frescas y nuevas, para que los actuales líderes comiencen a dar un paso atrás, olvidándose de sus aspiraciones presidenciales para el año 2012".

Recomienda que el discurso antienmienda se construya sobre la base de las inquietudes de la población. "Hay que encontrar ese acorde sensitivo que permita llegarle de manera fácil al corazón de los electores -insiste Goncalves-. Hay que encontrar una propuesta que se contraponga a la de Chávez, no hay que olvidar que uno de sus éxitos es que él sí tiene un proyecto y lo defiende a capa y espada, pero la oposición sólo se opone, pero no plantea un sueño de país, un proyecto alternativo que contraste con el del Presidente".

Tácticamente la propuesta de enmienda constituye un golpe a los triunfos de la oposición en Zulia, Miranda, Carabobo, Táchira, Nueva Esparta y la Alcaldía Mayor.

Goncalves sostiene que el jefe del Estado "volvió a imponer su agenda y cambió la discusión del país, con lo cual los nuevos gobernantes de los sectores que se le oponen quedaron mediáticamente anulados, porque sus gestiones se ven opacadas ante la avalancha mediática del nuevo tema".

Sostiene que los nuevos gobernadores y alcaldes de la oposición tenían una excelente oportunidad de marcar una diferencia, de demostrar que se podían hacer las cosas de una forma diferente, pero el presidente Chávez les acaba de arrebatar esa posibilidad.

El Universal

Triunfo en el referendo depende del chavismo crítico y los Ni-Ni

La batalla electoral más complicada de Hugo Chávez acaba de comenzar. Su deseo de modificar el artículo 230 de la Carta Magna para poder presentarse a la reelección -por un cuarto período consecutivo- está sustentado en una popularidad de 57% y en el incontestable triunfo numérico del 23 de noviembre, triunfo que le permite controlar 17 gobernaciones, 263 alcaldías y 176 diputados ante los consejos legislativos estadales. No obstante, al día de hoy, parte en desventaja para el referendo sobre la enmienda.

Ni el control de 76% del poder regional ni el aval que le conceden seis de cada 10 venezolanos a la gestión presidencial, es suficiente para que el mayor anhelo del jefe de Estado luzca como una opción electoralmente ganadora.

Luis Vicente León, director de Datanálisis, sostiene que, aunque la popularidad del Presidente se ubica en 57%, cuando se evalúa el apoyo a la reelección continua, los números de respaldo presidencial descienden hasta 25,5%; cifra que en la práctica implica que menos de 3 de cada 10 venezolanos avalan que en el país no exista alternabilidad en el poder.

León destaca que, aunque Chávez continúa siendo electoralmente fuerte, esta variable es mucho más frágil que en el pasado. Recuerda que la mitad de las personas que avalan la gestión del Presidente se autocatalogan como no alienados políticamente; es decir, son ciudadanos que se muestran en desacuerdo con los extremos y están libres de conexiones emocionales con los liderazgos.

"Una cosa es que quieran a Chávez, y otra muy diferente es que lo quieran eternamente", resalta el director de Datanálisis.

Explica que no existe "linealidad entre el apoyo y la valoración de propuestas radicales". León recuerda, por citar un ejemplo, que la aprobación de Chávez en el año 2007 fue de 52,7%, y aún así perdió el referendo constitucional.

Antes que Chávez lanzara a la militancia roja la orden de trabajar por la reelección, apenas 62% de los personas que se autodefinen como chavistas respaldaban la posibilidad de que el líder del proceso revolucionario se presentara nuevamente como candidato presidencial. Un llamativo 21,5% de los ciudadanos que se autodefinen como chavistas rechazaban que el jefe del Estado fuera nuevamente candidato presidencial.

En el caso de los ciudadanos que prefieren no identificarse con el chavismo o con la oposición, la aprobación a la idea de la reelección continua apenas se conseguía en 12,9% de ellos.

Los números de Datanálisis indican que para el referendo sobre la enmienda, el Presidente debe intentar movilizar a los "no alineados políticamente" y al chavismo crítico" para poder vencer, tarea complicada si se compara la motivación del militante chavista con la disposición de elector de oposición.

"Acá no va a dejar de votar un solo opositor, además, hay que considerar que el rechazo es más movilizador que la aprobación", recuerda León.

Sin embargo, aclara que los números de aprobación a la propuesta de reelección tenderán a subir. La medición que ubica el rechazo a esta posibilidad en 75% se realizó entre el 25 de octubre y el 7 de noviembre; antes que el jefe del Estado exigiera a los venezolanos, especialmente a los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que trabajaran por lograr la enmienda del artículo 230 del texto fundamental.

"Si Chávez no gana este referendo, la posibilidad de reelegirse será remota, porque se comenzarán a sentir los efectos de la crisis económica", por esta razón, León considera que la campaña del chavismo, además de provocar polarización y tratar de convertir la consulta popular en un plebiscito, venderá la idea de que el país será consumido por el caos si el Presidente no continúa en el poder.

"Sin Chávez el país será ingobernable, sin Chávez existe el riesgo de la anarquía", serán los mensajes clave que el PSUV intentará vender al chavismo crítico y a los ciudadanos que se autodefinen como "no alienados políticamente"

Por último, el director de Datanálisis advierte al liderazgo del antichavismo: "Que la oposición ni sueñe que Chávez está destruido, aunque los resultados obtenidos el 23 de noviembre tienen simbolismo importantísimo para el mercado opositor, numéricamente Chávez ganó esa elección"

El Universal

Propuesta de Chávez asemejará la Constitución a la de Balaguer

"Lo que pudiéramos hacer es, simplemente, suprimir una frase, y el artículo quedaría de la siguiente manera: Artículo 230: 'El período presidencial es de seis años. El presidente o presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida'; punto final del artículo, más nada, sencillito". Éstas fueron las palabras que utilizó el presidente Hugo Chávez el pasado viernes para explicar su propuesta de enmienda constitucional.

De concretarse esta iniciativa, la Carta Magna de 1999 se asemejerá a la que en 1966 se aprobó en República Dominicana bajo el mandato de Joaquín Balaguer. El artículo 49 del texto fundamental de la isla caribeña rezaba: "El Poder Ejecutivo se ejerce por el presidente de la República, quien será elegido cada cuatro años por voto directo".

Gracias a esta redacción, Balaguer, quien ya había ocupado la Jefatura del Estado luego de la muerte del dictador Rafael Trujillo, pudo gobernar durante 22 años.

El abogado y escritor mantuvo las riendas del país, de manera ininterrumpida, entre 1966 y 1978. Nada más llegar al poder inició una feroz represión contra sus adversarios y, por ello, el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se abstuvo de participar en los comicios de 1970 y 1974, lo cual facilitó la reelección del mandatario en ambas ocasiones.

En 1978 Balaguer perdió por primera vez unas elecciones, debido a las denuncias de violaciones a los derechos humanos, a los señalamientos de corrupción y a la pérdida de apoyo desde Estados Unidos.

Sin embargo, en 1986 el ex presidente consiguió derrotar por escaso margen a Jacobo Majluta, del PRD. Allí comenzó una nueva década balaguerista, en la que puso en marcha una política de subsidios y ayudas a las clases menos favorecidas.

En los comicios de 1994, Balaguer, ya octogenario, se impuso a José Peña Gómez. Sin embargo, las denuncias de irregularidades provocaron una crisis política de tal magnitud que lo forzaron a pactar con su contrincante la reducción, a dos años, de su período.

En esa ocasión también se modificó el artículo 49 constitucional para limitar, a una sola vez, la reelección presidencial.

En 2000, Balaguer, ya ciego, volvió a postularse a presidente, pero perdió.

Meses atrás, en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), del presidente Leonel Fernández, analizaron volver a instaurar la reelección indefinida, pero lo rechazaron.

El Universal

"Presidente: la crisis no se soluciona con la enmienda"

El coordinador general de Primero Justicia, Julio Borges, exigió al presidente Hugo Chávez que cese en sus intenciones de enmendar la Constitución y que se dedique a buscarle soluciones a la eventual crisis económica que podría provocar la caída de los precios del petróleo.

"La cesta petrolera venezolana ya está por debajo de los 35 dólares el barril y el Gobierno no habla de otra cosa, sino de enmienda. Lo único que hemos visto es el anuncio del Ministerio de Finanzas de reducir las exenciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA), buscando aumentar la recaudación de impuestos. Como hemos venido alertando, pareciera que el Gobierno hará lo mismo que han hecho todos, y que sean los venezolanos los que paguen los platos rotos", afirmó ayer el dirigente opositor en rueda de prensa.

Borges demandó del Ejecutivo que no vaya a devaluar o aprobar nuevos impuestos para enfrentar la reducción de los ingresos fiscales.

También criticó el anuncio presidencial de crear una comisión para auditar la deuda externa del país. La razón: "De los 25 mil millones de dólares que existen en bonos, más de 20 mil millones se han emitido durante su gobierno. La inmensa deuda interna la ha generado usted, Presidente (...) ¿Cómo se puede ser tan caradura y anunciar que revisará un endeudamiento que usted generó?".

El dirigente reclamó del Ejecutivo que informe sobre el destino de los más de 800 mil millones de dólares que a lo largo de la última década han ingresado al país por concepto de venta de hidrocarburos.

"Presidente, tome las previsiones antes de que el país se vaya pa'la enmienda", concluyó.

El Universal

Chávez desea "celebrar" 20 años del 27F con referendo

"Lanzo la fecha el 27 de febrero, fecha explosiva, para el referendo de la enmienda constitucional", propuso ayer el presidente Hugo Chávez, quien fue inmediatamente alertado por sus gobernadores y alcaldes que ese día cae Carnaval.

"Vamos a hacer un referendo que aun cuando no caiga exactamente el 27 de febrero, caiga en los días en los cuales estaremos celebrando, y creo que la enmienda debe ser parte de los 20 años del inicio de la revolución bolivariana y 20 años del Caracazo", corrigió el mandatario.

Durante el Taller Ideológico Práctico de Socialismo: El III Período de la Revolución Bolivariana, que dictó a sus mandatarios regionales y municipales, en el Teatro del Círculo Militar (Fuerte Tiuna), Chávez lanzó la posibilidad de que el referendo se realice "un día distinto al domingo, puede ser viernes o jueves". Recordó que el referendo para la aprobación de la Constitución se hizo un miércoles.

"Febrero o más tardar los primeros de marzo debemos estar dándole al mundo una poderosa señal, debe ser una victoria resonante, no por una ñinguita ¡no, no! Tiene que ser una gran victoria", insistió Chávez.

Advirtió que " la campaña formal (por la enmienda) no ha comenzado, pero ya estamos en batalla; aunque estamos en Navidad, pero en batalla para entrar al año galopando el 2009". Ordenó "desde hoy (ayer) mismo" activar y fortalecer las brigadas y patrullas.Vamos a activar un un elemento nuevo: los frentes, de campesinos, mujeres, estudiantes, trabajadores, etc.", señaló.

Al augurar su triunfo en el referendo por la enmienda, Chávez solicitó a los gobernadores anotar esa victoria como el primer logro de sus 100 días de gobierno. Dijo que ésta "va a despejar el horizonte de los próximos 4 años, nos va a permitir trabajar con más dedicación y no estaremos internamente pendientes de quién va a sustituir a Chávez, no, ya saben que si Dios me da vida y salud, yo seré el candidato en el 2012, eso no tendrá discusión", apuntó.

Reiteró que se siente obligado "a estar al frente por lo menos diez años (más): El tercer período de la revolución".

Pidió a los líderes regionales cuidar la fuerza que alcanzó el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en los comicios del 23 de noviembre. "Gobernador o alcalde cuya gestión no sirva, el flojo, el corrupto, el irresponsable, le hace daño al Psuv".

Formuló un llamado a los demás partidos que apoyan su proceso para "que actúen en consecuencia" y a su tolda le exigió "no echar" a un lado "a otros partidos por más pequeños que sean" sino "llamarlos independientemente de lo que pasó en la campaña". Subrayó que "desde el punto de vista estratégico" no son sus enemigos.

Durante la campaña, Chávez acusó a Patria para Todos (PPT)y al Partido Comunista de Venezuela (PCV) de contrarrevolucionarios y los amenzó con matarlos políticamente.

Consejo de vicepresidentes Chávez anunció ayer la creación del Consejo de Vicepresidentes, el cual encabezarán el Vicepresidente Ejecutivo, el Primer Vicepresidente del PSUV y los vicepresidentes regionales del partido. "Un espacio de encuentro entre el Gobierno y el PSUV (...) vicepresidente Ramón Carrizález (...) designarás ministros o altos funcionarios que te acompañen en ese consejo. Para reunirse de manera regular y permanente y hacer una revisión de cómo marcha los dos brazos y su coordinación", explicó.

Este cronograma incluye las mancomunidades previstas en la leyes. Chávez pidió ayer conformar mancomunidades de gobernadores o entre gobernadores y alcaldes "que rompan el esquema clásico de división político-territorial".

El jefe de Estado fustigó a los mandatarios que no asistieron al taller de ayer. A los ausentes les prometió un curso de 7 p.m. hasta las 7 a.m. "Tomo como una mala señal un alcalde que sea convocado a la primera reunión con el Presidente y no venga".

Chávez espera que "la historia de las traiciones" haya quedado clausurada el 23N. "Prefiero mil veces un enemigo declarado, de esos que me quisieran ver muerto, a un traidor", dijo.

El Universal
Publicar un comentario