19 junio 2009

Socialismo profundo y cobero

El comandante en jefe de la revolución está atravesando una etapa de profundización ideológica, de revisión interna de neuronas y circuitos y de análisis profundo del arroz con mango que significa un militar en plan de estadista. Eso, en medio de una tremenda crisis económica y con el desgaste de más de 10 años de ejercicio y abuso del poder, hace de micomandantepresidente, una especie de filósofo televisivo, robusto y nostálgico, pero muy revelador de la loquetera en que tiene metido al país.

El filósofo de la izquierda del Siglo XXI nos dice, como para que no perdamos de vista nuestro horizonte cercano, que "ninguna empresa debe dar ganancias. Eso es capitalismo (salvo Pdvsa, empresa capitalista de la que depende el proyecto socialista, que sí debe generar renta, mientras no la quiebren). Ser rico es malo. Ser rico es inhumano (aunque este precepto del filósofo de Fuerte Tiuna no necesariamente es avalado por otros próceres del proceso claramente enriquecidos en esta década). Ningún otro país violará la soberanía de Venezuela (salvo cubanos, bolivianos, iraníes, nicaragüenses, guerrilleros de las FARC, ecuatorianos y cualquier otro que tenga a bien venir a respaldar, gratis o a sueldo, este proyecto salvador del mundo). Tenemos el petróleo que necesitan otras naciones para superar la pobreza y andar el camino socialista (República Dominicana, que de socialista tiene lo mismo que de pobre tiene José Vicente Rangel, llega a tanto en su descaro que anunció pagar la deuda que tiene con Venezuela de más de un millardo de dólares a punta de caraotas negras. En eso es que fundamenta el líder intergaláctico sus planes para convertirnos en una potencia gasífera. Menos mal que Coca Cola no nos debe nada. La combinación sería letal). Ya cerramos un medio de comunicación y cerraremos a otros sin que nos tiemble el pulso. Es que esos medios generan problemas mentales en la población (claro. Todo lo que signifique empleo y ejercicio de libertades hay que pulverizarlo. La Costa Oriental del Lago es otro ejemplo de la visión castrista de nuestro filósofo. Los pescadores de Falcón y Sucre son otra muestra de hacia dónde lleva al país el comandantesindicalistacantantepeloterodeclaradorpresidente). La educación es la vía necesaria para formar a los socialistas del futuro, para fortalecer la moral revolucionaria y para crear al hombre nuevo (si en esta época los líderes del proceso son el modelo a seguir, sólo hay que imaginarse a Venezuela, dentro de 20 años, llena de Chávez, Diosdaditos, Aristóbulos, Barretos, Rangelitos, Chaconcitos, Laritas, Carlos Escarrás, Bernales. Será un país cercano a la perfección).

Está claro lo que quiere el líder. Cada niño pobre es un logro. Cada familia desempleada está más cerca del cielo. Cada empresa quebrada es un paso adelante en esa lucha épica contra el capitalismo. El futuro está aquí.

Elides J. Rojas L.

El Universal

erojas@eluniversal.com

Publicar un comentario