20 julio 2009

¿Sobreviviente?

No vale, yo no me meto en eso! Mejor me quedo tranquilito, así como si la cosa no fuera conmigo. Paso agachado. Shhh, no levanto la liebre. Bajo el tono. Mucha música y programitas light. Hacemos unos noticieritos cortos con mucha información oficial. Nada de opinión. Ni de broma. Ni se les ocurra. Aquí quien diga lo que piense, que se atenga a las consecuencias. Cómo es imposible hablar bien de todo lo que está pasando, lo mejor es el silencio. SI LEN CIO. Ya yo he conversado con la gente de arriba y a nosotros nos van a tocar. Eso es con los otros, los que se la pasan informando cosas como el número de muertos los fines de semana, o la podredumbre en los cuerpos policiales, o cómo esta gente quiere acabar con los sindicatos, o denuncian la corrupción de los altos funcionarios, o el alto costo de la vida o, incluso se les ocurre decir que aquí no hay libertad de expresión y que esto es una dictadura. ¿Cómo van a afirmar eso? ¿Son suicidas? ¿No saben que eso les puede costar las concesiones? Aquí lo importante es SO BRE VI VIR. El resto es literatura. Romanticismo veinteañero. Además estemos claros, aquí te pueden decir aquello de "Patria, socialismo o muerte" pero esta gente no puede ver un guiso porque se ponen a sembrar pimentones. Capitalismo puro, pues. Por eso yo tengo mis contactos. Estamos full de pautas oficiales. ¿Que no pagan a tiempo? Ya lo harán. También allí me muevo como pluma. Por ahora tranquilo y sin nervios. Los demás que alboroten el avispero. Que si no hay reformas y todo se queda igual: ganamos una. Que si el régimen se pone aún más bruto y arremeten con todo: ganamos dos. Sí, dos. Nos quedamos con lo que tenemos porque nos hemos portado bien y hasta podemos sacarle partido a la situación. Claro, porque detrás de toda esta historia lo que hay son unos "socios" rojo rojitos potenciales. Así cómo te lo estoy diciendo. La semana pasada en la Asamblea lo dijeron bien clarito: el espectro será democratizado. Ja! Ya hay más de uno sacando la cuenta. Quien reparte y reparte, siempre le queda la mejor parte. Esta para ti, esta otra para mí. Negocito para ti y otro para mí. Yo en más de una oportunidad se los dije a mis colegas: si colaboramos, cobramos. Nada, prefirieron ponerse "épicos". Que si la Patria, que si la democracia, que si los valores. Pura bolsería. Si no este gobierno, serán los otros. Todos son iguales. Lo que pasa es que este grita, amenaza más. Pero si te quedas tranquilo, no pasa nada. Porque aquí, a pesar de tanta alarma, para quienes se portan bien "no pasa nada".

¿Han escuchado algo similar? ¿Algún allegado, no importa el ámbito en el que trabaje, maneja un discurso parecido? A estas alturas de la historia esa concepción de "portarse bien" según los cánones del régimen no es garantía de inmunidad. Todo lo contrario. Al que baja la cabeza, se la cortan aún más rápido. Tarde o temprano será así... Y después ¿quién les quita esa "resaca" de conciencia?

María Isabel Párraga
Publicar un comentario