13 noviembre 2007

Pese al salto del crudo, el riesgo país es el más alto de la región

Con el precio del crudo a niveles récord, garantizando suficientes recursos para el pago de la deuda y una economía en crecimiento, los inversionistas deberían mirar a Venezuela con bajo riesgo, no obstante, aumenta la desconfianza.

El riesgo país, un termómetro que mide la diferencia entre el rendimiento que exige un inversionista para no comprar bonos del Tesoro de Estados Unidos y adquirir papeles venezolanos, se ubica al cierre del 8 de noviembre en 4,40%, una magnitud que supera con creces a 1,32% de México, 1,69% de Perú, 1,90% de Colombia, 2,05% de Brasil, y sólo se aproxima a 3,88% de Argentina.

Para las naciones en desarrollo es importante contar con una baja percepción de riesgo, a fin de obtener préstamos en el mercado internacional a menor costo y atraer inversión extranjera, una condición necesaria para aumentar los puestos de trabajo y la solidez del crecimiento.

La mezcla que explica el temor a invertir en bonos venezolanos tiene un ingrediente que impacta a toda la región y circunstancias locales.

La crisis del mercado hipotecario ha impulsado los temores a una recesión en Estados Unidos y los fondos de inversión, anticipando tiempos difíciles en los que tendrán que cubrir pérdidas y reponer el valor de las garantías, optan por vender los bonos latinoamericanos.

A esto se añade una visión poco alentadora sobre el país. El 18 de octubre Fitch Ratings, una de las tres grandes calificadoras de riesgo en el mundo, disminuyó de estable a negativo el panorama para la deuda venezolana a largo plazo en moneda extranjera y local, argumentando "mayor vulnerabilidad de las cuentas del sector público y externo ante una baja en los precios del petróleo, la incapacidad de reducir significativamente la inflación y la ampliación de diferenciales entre el tipo de cambio oficial y el paralelo".

Rafael Alcántara Lansberg, analista financiero, explica que también influyen noticias negativas sobre la capacidad de producción de Pdvsa y la conflictividad política.

Miguel Octavio, analista de BBO, añade que otro aspecto a considerar es que el Gobierno ha anunciado una serie de emisiones y los inversionistas están conscientes de que mucha oferta hará que el precio de los bonos bajen, por tanto, se adelantan a este escenario.

Publicar un comentario