08 abril 2008

Hoy en la educación venezolana (18)



Fetramagisterio insta a la Asamblea a convocar debate

El presidente de la Federación de Trabajadores del Magisterio (Fetramagisterio) Nelson González, reiteró este lunes su propuesta de convocar un gran diálogo nacional sobre el Currículo Bolivariano y la Ley Orgánica de Educación.

A su juicio, quien debe liderar ese proceso, o convocarlo, es la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional. "Ya es hora que salga de esas cuatro paredes desde las cuales quieren imponer una Ley de Educación, que tampoco vamos a aceptar".

En declaraciones a Unión Radio, el vocero sindical abogó por la invitación a todos los sectores de país que puedan aportar al debate educativo. A su juicio, deben estar presentes las academias, universidades, gremios, padres, estudiantes. "El Ejecutivo tiene que involucrarse no con la boina en las manos, sino con el pensamiento amplio".

González volvió a aclarar que el debate educativo no es cuestión de gobierno u oposición, "sino entre el país que queremos y el país que nos ordena la Constitución construir, el cual es un país plural". De ahí su rechazo, y del magisterio en general, a la convocatoria de referendo que hizo el Presidente para ver cuál currículo es el que se aplicará.

"Tenemos que sentarnos a discutir primero la Ley de Educación, porque este currículo estaba construido sobre la base de una ley inexistente, violentando la ley vigente; en segundo lugar se debe discutir la Ley de Educación Superior, el Estatuto del Docente; y formulemos un currículo donde se contemple la seguridad social de los trabajadores, la infraestructura escolar, la dotación, las nuevas tecnologías y el salario del maestro". gm

El Universal

Protestas de docentes frenaron aplicación del currículo

Las constantes quejas y protestas de profesores y maestros contra la implantación del Currículo Bolivariano (CB), que arreciaron la semana pasada, a la larga se convirtieron en el freno que hundió el presidente Hugo Chávez, el pasado jueves, para postergar hasta el año próximo la discusión del nuevo programa educativo nacional.

Las asambleas de docentes y los informes cuestionando el CB, fueron otros de los mecanismos utilizados para tal fin. El primero fue el de los docentes de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) que asistieron al taller en el Colegio Champagnat. Un extenso documento da cuenta de la inconformidad pedagógica por "el empleo permanente de adjetivos para acompañar los sujetos y conceptos abordados: "nuevo ciudadano", "nuevo republicano", "trabajo liberador", "educación emancipadora", "educación bolivariana". Esto implícitamente establece diferencias que conducen a la exclusión y no a la inclusión".

El malestar de los asistentes a los talleres, tal como aclara la docente Raquel Figueroa, del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, no estuvo motorizada por los gremios. "Fue una protesta no organizada. En cada plantel los docentes se reunieron para debatir la inviabilidad del currículo. Estas acciones se fueron propagando en todas las escuelas, y ya sabemos en que terminó todo", subrayó.

Precisamente fue esta organización, días después, la que por primera vez exigió la suspensión de los talleres por la ilegalidad y contradicciones pedagógicas del CB. Pero mucho antes, el presidente de la Cámara Venezolana de Educación Privada (Cavep), Octavio de Lamo, expresó su rechazo frontal.

Para el sociólogo y docente de la UCV, Amalio Belmonte, las acciones de los docentes les ha permitido "recobrar fuerza y protagonismo". Sostiene que ese rol debe solidificarse en los próximos meses motorizando los debates y asambleas con la participación de los padres y representantes.

Otro documento que reveló la inconformidad de los docentes, fue el del Colegio Los Arcos. Las conclusiones no sólo cuestionan lo pedagógico, sino que alertaron sobre su matiz partidista. "El contexto legal que sustenta la propuesta curricular se basa en un documento publicado en septiembre de 2007 que está en concordancia con el proyecto de reforma constitucional que fue rechazado en diciembre de 2007", se lee.

Por igual, se opusieron al reduccionismo de las ideas pedagógicas. "Se omite deliberadamente el pensamiento universal que se ha generado desde el principio de la humanidad".

La docente Figueroa, reseña que la reacción de los docentes se acrecentó a medida que se iba conociendo los contenidos de los programas. "En agosto fueron las primeras protestas con los cursos del CB que duraron 300 horas por las líneas que ahí se estaban exponiendo. Pero es ahora cuando se conocen los programas definitivos, que aunado a la imposición que querían los funcionarios del Ministerio, desató el rechazo".

La vocera concluye que apenas los gremios se activaron la semana pasada como organización. "En muchos casos los dirigentes sindicales no conocían el CB. Su reacción fue muy fría. Ahora, deben ponerse al frente de la lucha".

El Universal
Publicar un comentario