08 julio 2008

Expulsarán a devotos de Iglesia reformada

El Vaticano avaló la denuncia pública de los obispos de Venezuela en contra de la Iglesia "católica reformada", una institución creada recientemente por clérigos fieles al gobierno de Chávez.

Dicha asociación "no es católica y pretende usurpar funciones, sacramentos, organización y la indumentaria correspondiente a la única Iglesia católica", indicó una nota de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos obtenida por el diario El Universal de México.

En el comunicado se manifiesta que los prelados venezolanos señalaron a la Congregación que ese grupo busca "confundir de manera directa a los creyentes católicos, ultrajando el pensamiento de fe y dividiendo a los miembros de la religión católica en todo el país".

El 25 de junio pasado dos sacerdotes católicos, que abandonaron su ministerio y renegaron de la fe, junto a dos pastores luteranos presentaron su nueva Iglesia llamada "Iglesia católica reformada de Venezuela".

"Pretende erigirse en una alternativa a la Iglesia católica, apostólica y romana, a la vez que utiliza la misma simbología, indumentaria, nomenclatura, títulos y servicios sacramentales y litúrgicos que la Iglesia católica", denunció el comunicado.

Estableció que este grupo también usa el adjetivo de "católico" sin estar unidos por la obediencia ni al Pa- pa ni a la jerarquía católica, "simulando incluso la ordenación de nuevos obispos sin el expreso mandato del romano pontífice".

La congregación para la evangelización de los pueblos calificó al movimiento de "cismático y herético" mientras advirtió que tanto clérigos como laicos, que se unan y acepten las disposiciones y creencias incurrirán en ex comunión según lo establecido en el Código de Derecho Canónico.

Publicar un comentario