07 septiembre 2010

Runrunes del 07SEP10

alto

DE SANTOS A SANTOS. El ex presidente del Tribunal Supremo de Justicia Iván Rincón Urdaneta, hoy representante del Gobierno venezolano ante la Santa Sede en el Vaticano, sería el próximo embajador de Venezuela ante el Gobierno de Colombia. El giro que han tomado las relaciones entre los dos países obliga al presidente Chávez a "pasar la página" con quien es su embajador hoy en Bogotá, Gustavo Márquez. Éste fue miembro del gabinete chavista cuando ingresó al gobierno como parte del apoyo que el partido MAS le dio a la coalición que apoyó la primera elección de Hugo Chávez. Luego fue embajador en Austria y ante organismos internacionales establecidos en esa nación. Márquez siempre la enfiló contra el presidente Uribe y el Gobierno colombiano en sus declaraciones a los medios, siguiendo la pauta gubernamental roja rojita diciendo un día una cosa y a las pocas semanas otra según el vaivén que durante los últimos años tuvieron los encuentros y desencuentros de acuerdo con la verborrea del presidente rojito.

Entre los planes del Gobierno estuvo la designación del actual embajador ante la OEA -y ya antes embajador en Colombia cuando presidia Pastrana- Roy Chaderton Matos, quien ha sido el caballito de batalla en los foros internacionales -antes fue embajador ante la ONU- en la defensa exagerada y siempre acusando y culpando a la "canalla mediática" de la imagen internacional del gobierno que representa. Antes fue canciller y embajador en Francia habiendo sido despedido de esas dos funciones sin explicación ninguna. Su lealtad a Hugo Chávez la exageró cuando defendió a Venezuela de las acusaciones del embajador de Uribe ante la OEA faltando pocos días para la toma de posesión de Juan Manuel Santos. Su hipérbole discursiva fue de tal manera rebuscada que Chávez decidió salir a hablar él mismo en cadena dejando "en off" la transmisión desde la sede de la OEA. Ni siquiera la designación de una buena amiga de Chaderton, María Ángela Holguín, como canciller de Santos pudo mantener la selección que "in pectore" tuvo Miraflores. Además su candidatura al Parlatino y su segura elección, según cifras del Gobierno, dificultarían su nombramiento. Tras el encuentro Santos-Chávez las cosas cambiaron radicalmente. El venezolano fue sorprendido por el colombiano con un caudal de informaciones delicadas y comprometedoras para su gobierno. Especialmente por la relación exagerada y pública con los movimientos guerrilleros colombianos, muy especialmente las FARC. Por eso, para dar un vuelco a esas páginas, y tratar de mantener la calma conseguida, se le ocurrió al gobernante que quien estaba saliendo del Vaticano para encargarse de la embajada ante el reino de Holanda, el maracucho Iván Rincón, hombre calmado y religioso, calzaría bien en el cargo bogotano. Como no sabe guardar secretos, Chávez se lo comunicó al propio Santos. Así es que Rincón, que ya había despachado sus enseres personales hacia La Haya, ahora se viene a representar a Chávez en el vecino país. Algo que nunca había pensado pues es volver a la diatriba pública. Cargo difícil debido a la incógnita que siempre será el deslenguado comandante-caudillo-presidente venezolano. Veremos cuántos fuegos habrá de apagar Rincón. Sale de entre los santos católicos a los santos mortales bogotanos. Por lo pronto se traerá, si no la paloma del Espíritu Santo, al menos la paloma de la paz...

medio

¿FERRY O BINGO? Como ha pasado en otras oportunidades, en estos 11 años de ofrecimientos y promesas de hacer, entregar, inaugurar, cambiar, expropiar o invadir, donde el "prometer a futuro condicionado" ha sido lo único permanente en la diarrea verbal presidencial. Hace meses el caudillo nos anunció un nuevo ferry para la ruta La Guaira-Margarita. La nave, comprada entre el Gobierno y empresarios privados gracias a un gigantesco crédito que con facilidades les consiguió el entusiasta gobernador de Vargas, el general José Luis García Carneiro, está anclada desde el pasado 18 de diciembre en el puerto de La Guaira. Un ferry muy grande y moderno que permitiría el traslado de pasajeros, vehículos livianos y carga pesada a la isla en solo cinco horas. En un Aló Presidente, Chávez hizo el anuncio de que a principios de 2010 arrancaría "el fenomenal servicio socialista". Hasta ahora nada se mueve ni nadie informa. Los rumores son variopintos. La empresa Ferrymar señaló hace meses que el retraso se debía a la necesidad de construir una rampa para facilitar la entrada de los vehículos porque la que utilizaba Conferry no era compatible con las dimensiones del nuevo barco. En marzo, García Carneiro había señalado que comenzarían los viajes de prueba. Hasta ahora no han soltado las amarras del ferry al puerto. Las autoridades dijeron estar preparándose para certificar el uso de la nueva rampa y realizar desde la embarcación un Aló Presidente pensando en que Hugo Chávez formaría parte de los invitados para el viaje inaugural hasta la isla. La fecha anunciada era abril. Las interrogantes provienen de datos ciertos. Hay algunos en las páginas del portal rojito aporrea.org, el calado es muy grande para llegar al puerto margariteño; la rampa para montar los carros hay que construirla y tendría más de 100 metros y nada se ha hecho; el negocio se hizo, supuestamente, con intereses preferenciales y como descuento de las cargas de impuesto sobre la renta; Cadivi otorgó los dólares preferenciales y transcurridos tres años la nave se puede vender al mejor postor y a dólares en el extranjero si no la usan. Hoy el ferry sirve de bar y sitio de reunión para amigos de la revolución. Un rumor es que podrían convertirlo en una sala de bingo o de espectáculos. ¿Estará al tanto el caudillo del negocio? ¿Será munición para Diosdado en su guerra con el gobernador varguense? ¿Por qué no explican en qué estado están las cosas? El secretismo no ayuda...

bajo

FIDEL. Los desvaríos del anciano lo han llevado en su asesoría al caudillo desde estimularlo a atacar a Colombia hasta anunciar él mismo que Colombia no tenía planes de agredir a Venezuela. Lo mismo cuando la entrevista que le hicieron los periodistas oficialistas y en la que sin ambages confirmó que el llamado "Socialismo del Siglo XXI" no es otra cosa que comunismo. Me dice un allegado a Cuba que el interés de Fidel, muy bien calculado, fue obligar a Chávez a quitarse la careta apenas pasen las elecciones del próximo 26 y así no siga debatiéndose entre mentiras y atrasos de imponer su deseo. Fíjense que no hubo ni aclaratoria...

Publicar un comentario