28 septiembre 2010

Runrunes del 28SEP10

alto

LECCIONES. Los resultados del domingo tienen muchas lecturas y enseñanzas. El dividir al país con odios y marcando la contienda electoral como un enfrentamiento entre socialismo y capitalismo, entre Cuba y EEUU, entre dictadura y democracia, llevó a la polarización que se llevó en los cachos a los ni-ni, a los ex miembros del proceso, a los pusilánimes, a los que jugaron a la división de las fuerzas democráticas y a los negociantes -que hay más de los que se sabe- con los dineros del Gobierno que se siguen vendiendo como "puros". Aunque por esas trampas rojitas la nueva Asamblea no arrancará hasta enero, permitiendo al régimen usar estos tres meses para desbocarse en su afán comunista, le tocará trabajar por la reconciliación del país y por sacar adelante leyes pendientes que promuevan los derechos y que no los cercenen, como ha sido lo cotidiano en la actual legislatura. Hay demasiadas deudas con la población, como la reforma de la seguridad social, para seguir perdiendo el tiempo en medio de la profunda crisis económica, una recesión y la hipoteca del ingreso petrolero a China, que nos dejará sin el dinero contante por el petróleo tras haberle entregado a Chávez los $20 mil millones para su proselitismo y demagogia en la elección del domingo y para la que le tocará en la presidencial de 2012. Para esa tiene mucho dinero represado. Ya el comandante no podrá seguir tildando a la oposición de escuálida, pues ya son la mayoría en votos. Tampoco proclamar con gritos y ofensas a los cuatro vientos "¡No volverán!", pues ya volvieron y estarán dentro del Palacio Legislativo. Tendrán los opositores que darle las gracias a Fidel Castro por haber explicado que el llamado" socialismo del siglo 21" no es más que un comunismo disfrazado y por ratificar que el modelo cubano no sirve ya ni para Cuba. El no tener la mayoría calificada el chavismo en la Asamblea le da un respiro al país pues les costará mucho seguir la senda roja establecida para calcarse la desacreditada experiencia del "mar de la felicidad". La corrupción desatada en todos los órdenes y dependencias cívico militares, con los maletines viajeros y las toneladas de alimentos podridos, añadida a las deficiencias eléctricas y a las principales angustias del venezolano como son la inseguridad, la delincuencia armada e inmoral y los más de 123 mil muertos en 11 años, fueron el empuje a las urnas, electorales para llegar al 65% de participación. El abandono de muchas de las misiones, la inflación y alto costo de la vida, las deudas con los empleados públicos, las expropiaciones y la guerra contra la cerveza, el alcohol, la televisión, las novelas y hasta el sexo pasaron factura. Lo mismo el acoso y embargo a los gobernadores, alcaldes y estados opositores. Señales que deben ser atendidas.

medio

POR DENTRO. Desde la tarde en la sala situacional del PSUV en el hotel Alba Caracas comenzaron a percibir que la oposición democrática se iba imponiendo en zonas que no pensaban. Anzoátegui, Táchira, Zulia, Nueva Esparta, y Libertador por mencionar las primeras que les llegaron a su comando. Al caudillo no se atrevían a decirle la verdad. Fue después de las 6 p.m. que le asomaron la posibilidad del triunfo opositor. A las 9.30 p.m. ya lo tuvo en sus manos. Allí comenzó el calvario. Al CNE lo instruyeron luego que conocieron las cifras que se demorara hasta pasada la medianoche (como el 2D/2007) para evitar que sus seguidores salieran a protestar. Más adelante decidieron que no fuera en cadena nacional la transmisión para que no le llegara a todo el mundo, siempre pensando en los rojos, y que se dieran por número de votos y no por nombres ni en un total nacional. Los enfrentamientos en el entorno comenzaron a echarle el dedo acusador a Aristóbulo, jefe de campaña; a Tareck William Saab por la derrota en su estado; a Rafael Ramírez, que ha estado involucrado no solo en Anzoátegui sino en Zulia y Táchira con los verdes reales de su rojo petróleo y a varios ministros, diputados y dirigentes regionales. La rabia de quien convirtió una elección de diputados en un plebiscito suyo fue máxima. Su angustia será ahora cómo explicarle a sus "socios del ALBA" y al resto del mundo esta derrota. Está seguro, como ha sido su ingenio y costumbre en estos 11 años, de convertir esta derrota en una victoria. De entrada saldrá una campaña "somos mayoría, somos alegría". Quedarán las dudas fuera de cómo con más votos los opositores sacan menos diputados. Sus trampas con los circuitos electorales al descubierto. Al diablo las minorías. Un viejo asesor lo convenció de que no hablara esa noche y menos que se fuera al balcón cerrado hace años.

bajo

TWITTER. Sigue siendo fuente inagotable de descubrimientos del comportamiento de sus usuarios. No escapan los rojos-rojitos que dejan plasmadas sus verdaderas intenciones y deseos al descampado. El propio @chavezcandanga desnuda sus intenciones. El domingo a eso de las 10 p.m. el comandante enviaba este mensaje llamando a la calma a sus seguidores tras saber de primera mano que no había logrado la mayoría: "Bien, aquí estamos en la espera... Pido a todos que nos preparemos para recibir y aceptar los resultados. Ha sido otra gran jornada!". Tres horas más tarde, cuando la efervescencia de su entorno lo empujaba a declarar -y donde alguno se atrevió a sugerirle que desconociera los resultados- el mensaje en su timeline era otro, incluso su lenguaje parecía no ser el suyo sino de alguno de los comunistas españoles que lo asesoran: "Esperemos y no desesperen mis candangueros y candangueras! Digo con Bolívar: Preparáos para la victoria que lleváis en la punta de vuestras lanzas". Más adelante, cuando ya se decidió no salir a la tarima montada, poco antes de que obligará a Aristóbulo a dar la cara y conociendo a sus bandoleros armados no le quedó sino escribir, o mandar a escribir, éste: "Bueno mis queridos compatriotas, ha sido una gran jornada y hemos obtenido una sólida victoria. Suficiente para continuar profundizando el socialismo bolivariano y democrático. Debemos continuar fortaleciendo la revolución!! Una nueva victoria del pueblo. Les felicito a todos". Tras irse a dormir hacia el mediodía de ayer lanzó una advertencia a la oposición y retomó su lenguaje habitual para su "explicación" a los medios internacionales: "Buenos días mundo luchador! Un breve descanso reparador y... a seguir la batalla! Dicen los escuálidos que ganaron. Bueno, sigan ganando así". Ayer no sabía que contestar si le comparaban las cifras de las últimas tres contiendas en las que su nombre ha estado involucrado y que señalan que ha venido perdiendo un millón de votos. Desde el revocatorio 2006 hasta el 26S.

Publicar un comentario