01 octubre 2010

Pa´ Maracaibo me voy

Hermano chavista: hoy le quiero decir 2 cosas. Una, que somos hermanos de verdad porque somos hijos de la misma Venezuela. No importa que usted crea en Chávez y yo no. Lo importante es la sangre venezolana que llevamos dentro. Es la misma. La otra cosa que le quiero decir es que me voy pa´ Maracaibo. Allá no se pierde el voto. Ni se pierde la esperanza ni el cariño por la región a pesar de las desgracias que le imponen gobiernos perversos como el de Chávez. Tampoco se pierde ese gran espíritu de lucha por la democracia. Hasta tal punto va ese gran espíritu de lucha con el pueblo zuliano que canta en los momentos más desafortunados, protestando la injusticia con su gaita. Por eso, hermano, en estos momentos difíciles que estamos viviendo todos los venezolanos con este régimen castrocomunista, el pueblo del Zulia ha vuelto a cantar su gaita La grey zuliana, como ferviente oración que implora ayuda celestial a La Chinita. Le recuerdo una sola estrofa: Madre mía, si el gobierno/no ayuda al pueblo zuliano/tendréis que meter la mano/y mandarlo pa´l infierno. Y La Chinita está escuchando su canto.

También me voy pa´ Maracaibo por el calor. Es un calor por fuera, de 35 grados centígrados bajo la sombra, y de 100 grados por dentro, en la actitud personal del zuliano que trabaja en su sueño de hacer de su estado la mejor región del mundo. Por eso los llaman regionalistas, tan necesario en este país para ser nacionalistas. De esa manera, quiero aprender lo que a muchos venezolanos les hace falta: ser regionalista o, mejor dicho, nacionalista para amar y defender la Patria.

También me voy pa´Maracaibo por las mandocas, el queso Palmita, el plátano horneao y los pastelitos con refresco. Y por el mondongo con tropezones del mercado de Las Pulgas. Y en Las Playitas poder comprar las medias, los perfumes o cualquier cosa que se me antoje y a mitad de precio. Después, quiero viajar en los autobuses Uniseis con mis hermanos guajiros y con esa misma gente de los barrios que hace mucho tiempo dejaron de creer en Chávez, y que ahora vuelven a cantar su gaita Un ojo dimos, que dice: Un ojo dimos/para hacerte Presidente/te creímos competente/y un gran fraude tuvimos/Pa vivir como vivimos/mejor morir de repente/Te repito Presidente/que por vos un ojo dimos. Porque, en el Zulia no existe el comunismo. Existe un concepto tan inteligente de Democracia entre los zulianos que en las elecciones parlamentarias del 26 de Septiembre votaron casi todos contra este sistema castrocomunista de Chávez. Porque, ¿se imagina el hecho de haber elegido a 12 Diputados de la oposición, del total de 15? Y todo para defender en la Asamblea Nacional al Zulia y a toda Venezuela de este patético gobierno chavista. El Zulia da para todos.

También me voy pa´ Maracaibo a trabajar con esa gente que ha sido despojada de sus riquezas por el poder central y reciben, a cambio, un miserable Situado Constitucional del 9 por ciento, más el abuso chavista de obstruir sus recursos económicos para ahogar las esperanzas de todo un pueblo, sólo por el hecho de tener un gobernador de oposición. Esto es el colmo.

Y como despedida, hermano chavista, quiero decirle que me voy pa´Maracaibo a realizar el sueño que he tenido en mis últimos 12 años: vivir en una tierra sin comunismo, en libertad, en lucha permanente por su progreso, sin miedo a la adversidad, con regionalismo, con generosidad y con mandocas y queso Palmita. Que viva el Zulia.


Publicar un comentario