30 junio 2007

De Sir Francis Bacon



"Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde".

El insulto como forma de gobernar

No tratan estas letras de ver en el insulto una manera perjudicial de participar en las luchas por el bien común, sino más bien de lamentar su recurrencia como herramienta preferida de quienes hoy por desdicha nos gobiernan. El insulto fue una bendición en la pluma de Juan Vicente González cuando escribió contra los hermanitos Monagas, y una manifestación de civismo en las páginas de Blanco Fombona encorajinadas frente a la barbarie gomecista, por ejemplo. Mucho de lo mejor de la literatura política en los comienzos del estado nacional estuvo decorado por insolencias memorables gracias a las cuales pudo aclimatarse poco a poco el republicanismo. El reino de Guzmán Blanco fue estorbado por un desfile de injurias que dieron testimonio de cómo la decencia podía sobreponerse ante la egolatría. Cuando voces aisladas atizaron el fuego de los improperios contra la persona de Pérez Jiménez pudo el país sentir que brillaba una luz en el final del túnel.

El insulto deviene arma benéfica cuando se maneja desde la soledad de quienes sacan fuerzas de flaquezas para dejar un testimonio de dignidad en medio de un albañal. Ha sido dardo certero frente a los reyes de derecho divino y veneno eficaz ante los autócratas de todos los tiempos, no en balde se convierte en el único desahogo que le permite a un individuo mostrarse diferente y altivo mientras muchos de sus semejantes se inclinan ante el poder. Quizá tengan razón los lectores del Manual de Urbanidad al aconsejar su destierro considerando cómo daña la cohabitación civilizada, pero seguramente no pensará Carreño que en no pocas ocasiones podía mostrarse el insulto como prenda de civilidad. De allí que lo códigos del futuro lo confundan con las censuras legítimas contra el Jefe del Estado para evitar que el corrillo se espabile, un subterfugio que jamás pudo ponderar la buena fe de don Manuel Antonio.

Pero es otra cosa en la boca del poderoso, es afrenta hecha con alevosía o un baldón para la sociedad toda cuando lo vomita un sujeto rodeado por un anillo de escuderos gracias a cuya protección se encumbra como un bramador inaccesible. Entonces el insulto pierde sus virtudes de lanza afilada y de defensa lícita para ser sólo lo que expresa el diccionario en su generalidad: "acometida violenta". O quizá hasta pierda plenamente tal significado para ser como un asalto con nocturnidad frente a la indefensión de quienes carecen de la posibilidad de enfrentarse al mandón y a los mandoncitos en igualdad de condiciones. El mandón y los mandoncitos se marchan raudos con su caravana de guardaespaldas mientras la víctima de sus agravios no encuentra con quien pelear, o se consuela con ofrecer una pelea tardía que no tendrá contestación porque, aparte de bramar, el omnipotente bramador jura que cuenta con el monopolio de la verdad.

Estas consideraciones vienen a cuento por las escandalosas invectivas con las cuales respondió hace poco el señor vicepresidente a un discurso del juez español Baltasar Garzón, dignas del repertorio del más empantanado de los arrabales; y por la vulgar reacción del señor ministro de la Cultura (¡?) frente a unas declaraciones formuladas por el respetado escritor Carlos Pacheco, profesor de la Universidad Simón Bolívar, quien trató de comentar en el periódico su oficio de editor para terminar ante un desplante insolente y ofensivo de quien lleva las riendas del Conac. Ahora no se trata de defender a las víctimas del insulto porque les sobra pólvora para salir airosos y porque ya el profesor Pacheco reaccionó con gran altura y circunspección, sino sólo de referir sus desventuras como evidencia de un estilo establecido en Venezuela desde el advenimiento del chavismo.

¿A quién no le ha faltado el respeto el Presidente de la República en los últimos nueve años, si le ha parecido conveniente? ¿Acaso no ha convertido en objeto de sus improperios a las personas y a las instituciones que se le han atravesado en el camino, sin observar el recato al cual lo obliga su posición en la sociedad? En estos últimos nueve años los segundones del oficialismo, con alguna excepción, simplemente han seguido su ejemplo para que el insulto y el entendimiento del Gobierno sean una misma cosa, para que administrar y ultrajar se hayan vuelto sinónimos. Y en esto de agraviar a la sociedad el régimen ha estrenado caminos insólitos como el reciente de mostrarse el primer magistrado en cadena internacional de televisión con un sujeto de apellido Maradona. Dios los cría¿, hubiera dicho mi abuela aferrada al Manual de Carreño pero convencida de que llegaba un nuevo fin de mundo.

¿Por qué luchamos?

¿Por qué luchan los estudiantes? ¿Por qué luchan los periodistas? ¿Es por volver a ver a Radio Caracas Televisión en el aire? ¿Es por la libertad de expresión en general? ¿Es por conseguir entradas para la Copa América? ¿Qué es lo que en realidad se quiere? No dejo de preguntarme esto.

Mi lucha personal es por construir un mejor país cada día, donde convivan los rojos rojitos, los azules azulitos, los negros negritos, los globo globitos, los que trabajan en Venezolana de Venevisión, en fin, un lugar donde podamos debatir, tomarnos un café, conversar, respetar nuestros puntos de vista sin tener que agredirnos o insultarnos, pero en el contexto político actual eso parece una utopía.

Creo que los que están más claros en este momento son los estudiantes (los que apoyan al Gobierno nacional y los que están en contra de él). La impresión que tengo es que saben por qué luchan; unos por perpetuar al presidente Chávez en el poder y comenzar a practicar el socialismo del siglo XXI y otros por la libertad de expresarse libremente, por la libertad de caminar por la calle sin miedo. Unos luchan por una revolución, otros luchan por no tener que vivir uniformados. Por eso creo que ellos son los más claros.

¿Qué defendemos los demás? He escuchado a periodistas diciendo que aquí no hay libertad de expresión y dicen y hacen lo que quieren, ¿no es eso un doble discurso algo extraño? Yo creo que hay libertad de expresión pero esta amenazada, quizás a punto de morir.

Siento que hay que luchar por la libertad en general; desde la libertad de salir de tu casa sin miedo a si vas a regresar o no, hasta la libertad de elegir qué quieres ver en la televisión. Quizá solo sean pensamientos al viento, pero son pensamientos que expreso libremente, al menos por ahora nadie me ha dicho cómo debo de pensar.


29 junio 2007

El nazi… de la sopa

Uno de los más célebres capítulos de la extraordinaria serie de TV "Seinfeld" tenía como protagonista a un furibundo hacedor de sopas conocido como "el nazi de la sopa". El personaje cocinaba sus caldos con recetas guardadas con celo de pócima.

Aprovechándose de su posición privilegiada, el personaje era grosero y arbitrario. Por un curioso giro, una persona que había sido vejada por el mezquino cocinero descubrió sus fórmulas secretas. El nazi decidió huir al saberse desenmascarado y prever el castigo que la humillada clientela le inflingiría al cambiarse a otros cocineros que podrían hacer el mismo trabajo de mejor forma y con respeto.

El proceder a espaldas de la gente no es característica exclusiva del mentado sopero. La Comisión para la Reforma de la Constitución, ha actuado de la misma forma. Encerrados en su oscuro cónclave, pretendieron adivinar los deseos de la voz suprema y produjeron un documento que procuraron mantener en secreto pero que, afortunadamente, ha salido a la luz pública. La gran farsa ha quedado revelada. La sopa que nos querían dar está vieja y agria.

Entre otras cosas, la reforma propone lo que todos sabíamos: reelección perenne, volver a un comprobadamente ineficiente sistema centralista, una aberrante subordinación del ejército a un proyecto político, así como un golpe a la propiedad privada y otro a la autonomía universitaria. Todo sustentado por una definición de Estado que revela la relación entre socialismo y totalitarismo.

Son éstas las nociones más reaccionarias que haya leído en mucho tiempo. Es una concepción repulsiva de la relación del poder, y quienes lo detentan, con el ciudadano. Peor aún, todo ha sido hecho a escondidas.

La democracia, a diferencia de una sopa, no la puede hacer un cocinero maligno con un grupito de pinches. Este sistema se construye día a día, entre todos y con apego a valores fundamentados en la libertad y la igualdad. El texto de la pretendida reforma no siembra estos valores, no sólo porque su contenido es totalitario, sino porque el procedimiento mediante el cual se hizo careció de la más básica transparencia que se le exige a cualquier acto de quien gobierna de acuerdo a los principios de control del poder público.

La arrogancia de creerse con poder y la adulancia a quien realmente lo detenta, llevó a los miembros de la secta para la reforma constitucional a cocinar un texto amargo que ha sido descubierto y ha generado repulsión en la sociedad. Ojalá que cuando lleguen los cambios estos comisionados de lo oculto asuman sus acciones y no huyan, como lo hizo el nazi (de la sopa) cuando fue descubierto.

Marcos R. Carrillo P.
El Universal
mrcarrillop@gmail.com

Artículo del Soup Nazi en Wikipedia (en inglés)

Los estudiantes y el vacío político

A un mes de protestas estudiantiles es importante evaluar lo que han dejado y pueden dejar a futuro. En sus últimas actuaciones públicas el GP se refirió a la materia. Esto denota la preocupación que el asunto ha creado a nivel del alto gobierno. ¿Pero por qué un movimiento de protesta monta en vigilancia-emergencia a todo un tren gubernamental?

Indispensable medir y reflexionar sobre los alcances de este movimiento que en su mayor expresión nace de la espontaneidad Esto, al parecer, le da autenticidad y pegada en la medida en que toca la fibra de la emoción-sensibilidad. Algo que está en la línea del sentimiento de arrechera y frustración que sintieron muchos jóvenes al ver apagarse la señal de RCTV. Una medida que, nacida en el atropello, concita a la obligada reacción, la cual se produce en una dimensión que nadie esperaba.

Si aquí hubo alguna convocatoria a la protesta para preparar desde el territorio de "lo suave" un golpe "duro y de altas proporciones", eso no llegó a ser lo preponderante. Desde el 28/05 lo que domina el cuadro histórico es una manifestación que reclama por la acción arbitrario-politiquera del régimen contra la televisora y por la libertad de expresión en general.

Y se trata de un grito que ha obligado a la "revolución" a declararse en emergencia. Y esto ocurre por una razón muy sencilla: A partir del 15Ag.-04 y el "cambio para siempre" el régimen culmina la liquidación de toda oposición. En adelante no la considera como una fuerza, sino como expresiones disparatadas de un movimiento cada vez más al detal que es capaz de acabar hasta con su propia integridad.

"Las oposiciones" son entonces el poder de la autodestrucción. Y esta realidad le proporciona al proceso autori-totalitario la posibilidad de avanzar sin tropiezos y "a paso de vencedores".

En las elecciones para gobernadores y alcaldes, el régimen, contando con la ayuda de su CNE, le pone mano a la casi totalidad de los cargos. Y el 04D-05, en episodio que "las oposiciones" no han podido clarificar, obtiene cómodamente todas las curules de la Asamblea Nacional. El 03D-06 libran al régimen de toda sospecha de fraude. El candidato de la convalidación reconoce que fue derrotado en "libres y transparentes elecciones".

El régimen entendió entonces que sus propios adversarios estaban más unidos que nunca al proyecto totalitario en marcha. Y por ello consideró oportuno pasar a una etapa de radicalización, en el entendido de que ya era posible prescindir de las coberturas o ropajes-disfraces democráticos.

Es la decisión de implantar la hegemonía en todos los órdenes de la vida nacional. Los consejos comunales, las milicias, las redes populares de inteligencia, la reserva, el partido único y las fuerzas armadas, llevadas al uso y defensa de la línea contenida en la consigna central (¡Patria, socialismo o muerte, venceremos!), son ya instrumentos al servicio de los designios del jefe único, jamás vencido y siempre vencedor con la gracia de Dios y el apoyo directo del padre Fidel, el Cristo socialista, el Che, impulsor de la guerra revolucionaria y Simón Bolívar, padre de todas las grandezas de la patria.

Y es con esta convicción como se lanza a la operación RCTV. Se trataba de golpear a uno de los jerarcas de la comunicación que a diferencia, por ejemplo, del canal 4, se había negado a llegar a un acuerdo-negociación a favor de la patria y el socialismo del siglo XXI. De allí que se decretara su muerte. Pero ni los nuevos propietarios de Venecuba tenían la más mínima idea de lo que ocurriría a partir del 28/05/07.

Y la protesta estudiantil, en su parte espontánea y sin ninguna ligazón partidista, tiene una inmensa pegada precisamente por nacer en medio del vacío político que caracteriza a este ex país desde el 27F-89. En esta oportunidad se establecen dos Venezuela: la compuesta por "derechas e izquierdas" que se queda en el pasado y hace bueno todo tipo de hundimiento, y la de quienes sienten y piensan que la salida de esta enorme crisis histórica pasa por la liquidación de los enmohecidos poderes.

Aquí no ha faltado quien creyese que en el llamado "proyecto-proceso revolucionario" estaba la salvación de la patria y la superación del vacío. Hoy, esa visión ha cambiado para muchos. Parte del colectivo advierte que vive la realidad 1989 y que la Venezuela de la ficción revolucionaria es el producto de la compraventa de las voluntades y conciencias adecas y copeyanas que desde entonces estaban montadas en los espacios de la desesperación.

Pero la llamada quinta república no es más que la continuación, por la "vía revolucionaria y petrodolarizada", de las mismas "cúpulas podridas", ahora con más posibilidades para ejercer el saqueo-robo del erario público.

Y ante tanto vacío-depredación en el campo político, el colectivo ve en los estudiantes de hoy una especie de esperanza. En un inicio y a nivel de emoción esto tiene validez. Pero no se puede perder de vista que esos muchachos son el producto de una política vacía a quienes la realidad está impulsando a asumir responsabilidades.

Pero es evidente que ante un poder de tanto peso como el que prevalece aquí no se puede tener una actuación basada en viejos esquemas y enseñanzas. De allí la pregunta clave: ¿qué están haciendo a esta hora esos muchachos para dar el salto hacia una actuación cónsona con las exigencias de la realidad? ¿Será suficiente la espontaneidad, la emoción-sensibilidad para enfrentar tantos monstruos? ¿Y qué están haciendo otros sectores del colectivo?

A esta hora nos encontramos con que el jefe único en todas sus comparecencias ataca a los estudiantes que no le son afectos. Son cachorritos del imperio, debidamente financiados por la CIA. Sólo así puede explicarse que estos muchachos le hayan quitado al régimen la imagen de demócratas que le otorgan "las oposiciones" el 03D-06.

Ellos le dijeron al mundo que aquí prevalece un régimen que no respeta la libertad de expresión, que hay represión, persecución. Un país polarizado, enfrentado, hasta obtener la condición de ex país con símbolos invertidos, que muestran una bandera "rojo-rojita" que se corresponde con el autori-totalitarismo impuesto, que habrá que devolver a su debido lugar.

Ha llegado tan lejos el mensaje estudiantil que el GP en plena Copa América se va de viaje para restarle importancia y vender al exterior una imagen de tranquilidad que aquí nadie conoce. El mensaje estudiantil ha calado. Pero no puede olvidar que procede de un vacío que se lo puede tragar, ni ignorar que los "revolucionarios" de 1928 son los "padres de la democracia de las cúpulas podridas" de los 40 y más años.

Está por verse hoy si esta generación es capaz de partir del rompimiento con el vacío que ha sido y es la política venezolana y avanzar hacia un nuevo estadio de nuestra historia, que deje atrás por igual todo totalitarismo y toda falsa representación, para convertirse en base y fundamento de un tiempo de y para un colectivo, no disminuido y pervertido en masa, sino en verdadera comunidad de individuos, proyectados hacia el porvenir.

Agustin Blanco Muñoz
El Universal
abm333@gmail.com

La única ley será Chávez

Una completa transformación del Estado democrático de Derecho es la planteada en el borrador de reforma constitucional que se coló al país. Se pretende involucionar en materia de derechos fundamentales y estructurar un modelo de Estado centralista, unitario, en donde el ciudadano terminará aplastado por un Estado todopoderoso, verticalmente organizado no para servirlo sino para someterlo.

Lo contenido en ese documento, cuya veracidad no ha sido desmentida y sólo se nos señala que no es la versión final, de llegarse a aprobar, hará que la vida de cada ciudadano que habita esta tierra cambie radicalmente; sus sueños, sus aspiraciones, su relación con el Gobierno y los diferentes poderes, su concepción de lo justo, lo equilibrado, no tendrán nada que ver con el modelo de Estado dibujado en ese instrumento modificatorio del texto constitucional.

Con total desparpajo sus autores defienden la tesis de modificar el texto tanto en la estructura fundamental de las instituciones constitucionales como en la alteración de los principios fundamentales enunciados y desarrollados en su articulado, con la burda argumentación de que, si no se tocan los nueve primeros artículos referidos a las disposiciones constitucionales, se estaría dentro de los supuestos permitidos por el procedimiento de reforma, y no se estaría proponiendo la violación de los mecanismos modificatorios constitucionalmente previstos. Nada más falso.

Los principios fundamentales enunciados en los nueve primeros artículos de la Constitución vigente están desarrollados en los siguientes títulos y capítulos. La prohibición de modificar los principios fundamentales mediante reforma no sólo excluye los nueve ar- tículos enunciatorios, sino que afecta también el grado de desarrollo que en el resto de la Constitución se alcanzó de dichos principios.

Un ejemplo sencillo ayuda a entender esta afirmación: dentro de los principios fundamentales se encuentra consagrada en el artículo 4 la existencia de un Estado federal y descentralizado; esa descentralización ha alcanzado un grado de desarrollo en el mismo texto constitucional al consagrar competencias estadales y municipales que son una evolución con respecto a lo que disponía en esa materia la Constitución de 1961. Las disposiciones que desarrollan la descentralización pueden ser modificadas mediante reforma siempre que las modificaciones vayan dirigidas a profundizar el proceso descentralizador, pues se estaría dando cumplimiento al principio fundamental; pero si la modificación de esas disposiciones va dirigida a centralizar el poder, a disminuir las normas atributivas de competencias a los poderes regionales o locales, a desmejorar el grado que ha alcanzado la descentralización en el propio texto constitucional, hacerlo mediante el mecanismo de reforma está prohibido porque violaría el desarrollo de los principios fundamentales enunciados.

Otro ejemplo resulta en nuestro criterio acertado para ilustrar aún más lo afirmado. El artículo 2 de la Constitución vigente señala que el Estado democrático venezolano propugna entre otros valores supremos el pluralismo político. La propuesta de reforma pretende imponer un modelo socialista en el desarrollo del articulado constitucional que, de ser consagrado, violaría directamente el modelo plural consagrado en los principios fundamentales.

También es un principio fundamental la democracia participativa. La Constitución establece una serie de exigencias para el ejercicio de esa participación. La pretendida reforma hace mucho más difícil la participación ciudadana en la toma de decisiones al colocar requisitos mucho más difíciles de cumplir a los requisitos actualmente vigentes para ejercer los derechos a revocar mandatos, abrogar o aprobar leyes o ser consultados sobre materias de interés nacional mediante la fórmula refrendaria. Modificar mediante reforma los requisitos constitucionales para hacerle más oneroso al pueblo las condiciones que actualmente tiene para ejercer su participación en la toma de decisiones públicas, constituye un atentado directo al principio fundamental de la democracia participativa. No puede por reforma imponerse condiciones más gravosas a los ciudadanos que dificulten más el ejercicio de sus derechos. Ello es una involución y no se puede retroceder en los derechos adquiridos. Las reformas constitucionales sólo pueden mejorar esos derechos.

El cierre de RCTV sin duda ha marcado el alma de muchos venezolanos, que hasta ahora incrédulos no atendían al conjunto de violaciones que se han producido durante estos años. La pretendida reforma constitucionalizará una norma general aplicada en el caso RCTV: El Presidente podrá constitucionalmente hacer lo que le dé la gana. Con una reforma así, la única ley será Chávez.

Preguntas sin respuestas

Cualquier ciudadano venezolano tiene en su mente un cúmulo de preguntas alrededor de la situación política y económica en la que nos encontramos sumergidos los habitantes de esta tierra de gracia. El estado de la gran mayoría de nosotros se aparta enormemente del que creemos debería existir. Nos sentimos agredidos y sometidos a situaciones que no tienen ninguna justificación pues vivimos en un país que tiene todas las condiciones para vivir en felicidad y por el contrario, encontramos desencanto, frustración y rabia en el gran común de nuestros conciudadanos.

El régimen que se nos quiere imponer está inspirado en sistemas de gobierno que han probado su ineficacia. La Cuba de los últimos cincuenta años, la Italia del régimen fascista, la Alemania nazi o la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas sólo suministraron odio, rencor, división, ignorancia y miseria a sus respectivos pueblos.
La intimidad del Ejecutivo venezolano con regímenes como el iraní, el bielorruso, el norcoreano, el vietnamita, el de Bangladesh o el de Burkina-Faso, son sólo una muestra de los conceptos que se esconden detrás de las acciones del régimen. Revisemos las estadísticas que nos muestran la situación de cada uno de ellos para entender hacia dónde nos conducen.

Los negocios que se han sucedido y que se proyectan con Rusia, donde se ha gastado de la manera más grosera una cantidad enorme de los recursos que a muy corto plazo nos harán falta, hacen vislumbrar que la corrupción está haciendo su agosto en nuestra pobre nación.

Las instituciones fundamentales de cualquier país serio y que se encuentran perfectamente delineadas en la Constitución que debería regir nuestros designios, se encuentran absolutamente allanadas y corrompidas. De todas ellas, la justicia, hoy en manos de incondicionales del régimen, es la que hace más falta pues los habitantes de Venezuela se encuentran en el más absoluto desamparo, a merced de las arbitrariedades oficiales.
Como en el título anunciamos preguntas nos vamos a concentrar en algunas de ellas.
¿Puede un gobierno imponerles a los ciudadanos de una nación un sistema que está absolutamente reñido con su cultura y con sus deseos?

¿Puede un Ejecutivo intimar con gobiernos de países que se apartan de los conceptos consagrados en su Constitución?

¿Puede un sistema político aprovechar los recursos del Estado para intervenir groseramente en países amigos y tratar de cambiarles sus sistemas de gobierno?
¿Puede un país estar regido por instituciones oficiales que hacen caso omiso a lo dispuesto en la Constitución?

¿Puede un sistema que se autodenomina democrático, tener como autoridad electoral una, donde sólo está representada la visión oficialista del sistema?

¿Puede un gobierno secuestrar las libertades que no sólo están consagradas en la Constitución sino que son proclamadas y defendidas por todos los organismos internacionales a los que nos hemos adherido?

Pareciera que las respuestas son absolutamente coincidentes. Pensamos que el sistema venezolano está absolutamente reñido con los principios consagrados en la Constitución y en las prescripciones internacionales que cubren las materias relativas a la democracia y las libertades.

Afortunadamente y como consecuencia de la absurda decisión de arrebatarle la concesión y los equipos de transmisión a RCTV, más de cuatro de cada cinco venezolanos ha mostrado su rechazo y los estudiantes de todas las universidades, sospechando que estas se encuentran en la lista de organizaciones a ser agredidas, han dado una respuesta contundente en la actitud y absolutamente pacífica y mesurada que, esperemos, sea un toque de atención para quienes quieren atropellar a la nación.

Rayma del Día


Ahora la Vinotinto es de Todos!!

Me cuesta creer que todos los venezolanos y habitantes de este gol(p)eado país podamos sentarnos tranquilamente a ver los juegos de la Copa América, como si aquí no estuviese pasando nada...

Una semana atrás estábamos aún eufóricos por la adrenalina que derramaban las manifestaciones estudiantiles, plagadas de juventud y entusiasmo, reclamando los derechos civiles de todos los venezolanos excluidos. Ahora, hemos colgado las franelas azules para ponernos una vinotino. Una vinotinto que ya no es color pasión, sino mezcla de rojo rojito y negro petróleo.

Ilusamente hemos comprado un ticket para nuestro entretenimiento, que el gobierno nos ha vendido para distraer la atención de todos (dentro y fuera de Venezuela) de otros temas “menos” importantes como, por ejemplo, el cierre de RCTV. Sí, la misma RCTV que otrora apostó a la vinotinto cuando nadie creía en el fútbol venezolano, la misma que hoy no puede transmitir los partidos de la Copa América por no tener una señal abierta de televisión.

Es que acaso la publicidad oficialista, que literalmente inundó las calles –incluyendo a los vehículos que por ella transitan-, no es muestra clara y suficiente de la manipulación política del deporte? No resulta obvio y evidente que todos esos vehículos rotulados con anuncios promocionales de la Copa América -ahora de todos los venezolanos por celebrarse por primera vez en el territorio revolucionario bolivariano, logro único de nuestro magnánimo Presidente- están anunciando como exclusivos promotores de la copa –y consecuentemente de la vinotinto- a PDVSA, el gobierno bolivariano y Coca Cola (marca del holding de empresas de Gustavo Cisneros)? Que pasó con Maltín Polar, Pepsicola, RCTV y los demás patrocinantes que creyeron en la selección nacional cuando ni siquiera vestía la franela vinotinto?

A nuestro entender parece evidente que las otrora marcas patrocinantes de la vinotinto fueron, como ha ocurrido en todos los espacios públicos del país, sustituidas por los “símbolos” del proceso, pues, como dice una de las tantas promociones de los tantos entes del Gobierno que han patrocinado el evento romano-americano: estamos “revolucionando el deporte”. El que tenga ojos que vea...

Paradójicamente, la vinotinto, cambió su franela Atletica, para lucir ahora un deslumbrante diseño de la capitalista multinacional ADIDAS, pero, para el gobierno eso sí no huele a capitalismo salvaje...

Para colmo, el juego inicial de la selección nacional (al cual hasta último minuto teníamos esperanza no compareciesen los integrantes del seleccionado como muestra de rechazo a la politización del evento deportivo) fue inaugurado por el mismísimo Presidente, en compañía de su mono kini boliviano, en cadena nacional de radio y televisión, obligándonos a todos ahora a ver el deporte desde la pantalla revolucionaria.

No hay duda alguna de que, ahora... la vinotinto es de todos!! Así TVES...

Antonio Rosich Saccani
Abogado

Aún hay personas que prefieren morir de pie que morir de rodillas: W Echeverría

Tuve la oportunidad de escuchar por radio el discurso que dio ayer William Echeverría, en el marco de la entrega de los Premios Metropolitanos de Periodismo en la Alcaldía Mayor de Caracas, donde rechazaba el premio otorgado, y me dije que aún quedan venezolanos que no aceptan arrodillarse ante el régimen. Aún quedan personas que no gustan de ser genuflexos, ni de venderle el alma al diablo a cambio de migajas.

Me reconforta saber que aún hay esperanzas, y que no soy el único que piensa como pienso. Lo único que lamento es que no hayan más William Echeverrías, que puedan contrarrestar la pérdida de valores y de principios de nuestra sociedad.

A veces quisiera ser como mucha gente, y aceptar que en la Quinta República se vive mejor. Quisiera sentarme a disfrutar los discursos de nuestro Comandante Presidente. Quisiera reirme de sus chistes y aplaudirlo cada 5 minutos, y sentirme orgulloso de que Venezuela pueda tener el privilegio de contar con un Presidente de su talla. Quisiera estar convencido que la oposición (o los oposicionistas) no existe, y que la mayoría de los venezolanos aman a nuestro Comandante Presidente. Quisiera volver a usar ropa de color rojo sin sentir asco ni sentir que le estoy haciendo "propaganda" al Régimen. Quisiera convencerme que graduar bachilleres en 6 meses es lo mejor para el país, y quisiera aceptar que los alimentos que venden en Mercal son de mejor calidad que los que venden en los supermercados donde solía comprar. Quisiera poder disfrutar sin remordimiento los juegos de la Copa Chávez, digo, Amèrica...

En fin, quisiera vivir de rodillas para estar tranquilo, y resignarme a todo lo que está ocurriendo en Venezuela... Pero no puedo.

Pero no puedo. Y veo que por lo menos ya hay otra persona que tampoco puede.

Si quieren leer la noticia completa, acá les dejo varios enlaces:

Globovisión
El Universal

Blog El Poder Ciudadano
Blog de Martha Colmenares



Eliodoro Niklaus
Fotos de Chávez

TVes

28 junio 2007

¿Para qué marchar?

Así como Gonzalo Himiob se excusaba si lo consideraban el "Grinch" de la Copa América, yo también me quiero excusar si me consideran el "Grinch" de las Marchas...

Pero, es que no dejo de preguntarme, ¿para qué sirven las marchas que se han hecho en los últimos años acá en Venezuela? ¿Qué objetivos tangibles y concretos se han logrado con las marchas?

Está bien, se ha movilizado al pueblo, se ha calentado la calle, se ha despertado el pueblo, se canalizan las frustaciones del ciudadano de a pie y se canaliza su rabia y desesperación, se ha visto que somos muchos... Pero nuevamente me pregunto, ¿qué objetivos tangibles y concretos se han logrado con las marchas?

Por otro lado, ¿qué objetivos tangibles y concretos se han logrado con los cacerolazos? ¿Demostrar que somos muchos? ¿Hacer bulla? ¿Abollar todas nuestras ollas?

Siempre hablamos de Gandhi, de Martin Luther King, pero hay que estar claros, esto no es la India Colonial bajo la tutela y gobierno de los Británicos, ni estamos en los Estados Unidos de los años 60. Insisto en palabras que dije hace unos años atrás: con pitos y cacerolas no se va a ir el Comandante Presidente. Con marchas y bailoterapias no se va a ir el Comandante Presidente. Con velas encendidas no se va a ir el Comandante Presidente.

Los estudiantes hicieron que la temperatura de las calles y de la situación política de Venezuela subiera como la espuma de cerveza, pero así como subó de rápido, está bajando rápidamente. ¿Por qué? Me atrevo a asegurar que porque sólo los estudiantes y los empleados de RCTV marchaban y estaban preocupados por la situación del país. ¿Y el resto? Viendo TV. Ahora, viendo la Copa Chávez, digo, la Copa Amèrica.

Y después se quejan de la situación. Pero, ¿qué han hecho? Construir módulos de Barrio Adentro, venderle comida a Mercal, y trabajar para el régimen. ¿Por qué? Para sobrevivir. ¿Y los valores? No importan. La supervivencia es más importante.

¿Será que estamos comprobando la veracidad del dicho de "cada pueblo tiene el gobierno que se merece"?

Dios nos agarre confesados.


Eliodoro Niklaus
Fotos de Chávez

La Copa rota

Probablemente al terminar de leer este mensaje alguno de mis amigos futboleros arquee las cejas y piense que quizás se me ha ido la mano, que quizás las veleidades de la política han comprometido en parte mi pensamiento y que, de alguna manera, no estoy valorando los hechos con objetividad.

Puede que sea cierto.

Los hechos, sin embargo, creo que son lo suficientemente evidentes como para apuntalar algunas de las ideas que deseo compartir con ustedes. Me anima además a ello un mensaje de Antonio Rosich (abogado, mi socio, y alto futbolero para más señas) que también les anexo a la presente y que tiene mucho de lo que yo mismo quiero expresar.

Y créanme, mi pasión por el fútbol es inmensa, y me honra mucho que nuestro país sea ahora la sede de la Copa América. En otras circunstancias estaría metido en problemas con mi familia, con la universidad y con mi trabajo persiguiendo juegos de un lado al otro de país. Tendría un televisor en la oficina y más de un cliente habría tenido que esperar algunos minutos de más mientras yo disfrutaba de los últimos momentos agónicos y emocionantes de algún partido bien jugado.

Pero Venezuela no está para eso. Y todos lo sabemos.

No concibo una verdadera ciudadanía que no sepa poner sus prioridades dónde debe ponerlas. No puedo entender que ante todo lo que nos ocurre, y ante todo lo que nos ha ocurrido, haya personas que todavía estén dispuestas a dejar de lado las luchas para concentrarse en un evento deportivo. No puedo creer que haya gente dispuesta a vivir en la irrealidad por un mes, ni siquiera por su fervor deportivo, ni puedo comprender que por 30 monedas la selección de mi país (que no es sólo el país del Presidente) haya salido a jugar impávida, en el juego inaugural del evento futbolístico más antiguo del planeta, luego de la burda y hasta de mal gusto politización de un evento en el que Chávez y sus acólitos no tenían nada que hacer más allá de lo que a todos los ciudadanos nos debería estar permitido: disfrutar del deporte por lo que es, y no por lo que un sector político quiere que sea.

Ni un gesto de desaprobación. Ni un comentario. Ni una seña que nos permitiera a los demás saber que nuestros muchachos de la selección o su técnico no aprueban que se les utilice como peones políticos (ni de un bando ni de otro) o como portavoces pasivos de un mensaje personalista, despótico y, en verdad, disociado de la realidad.

Ni una sola palabra a favor de la libertad, del humanismo y de la tolerancia. Ni una sola voz alzada a favor de la reconciliación nacional o en reconocimiento a la gallardía del movimiento estudiantil que ha despertado. Nada dicho, o hecho, que permitiera a los venezolanos conocer si nuestra vinotinto es en verdad de todos o sólo de los que militan a favor del Presidente.

Y eso, queridos muchachos de nuestra selección, y muy querido entrenador Richard Páez, con todo respeto se los digo, me avergüenza, porque sepan que en este momento histórico no asumir una posición definida, particularmente en lo que respecta al respeto de nuestros derechos humanos, es convalidar de manera cómplice los abusos contra éstos.

Es cierto, la Copa América no debe servir como terreno en el que se planteen confrontaciones políticas. Es cierto, no puede pedirse a nuestros deportistas que enarbolen banderas ideológicas (de ningún cuño). Es cierto, no debe sabotearse el evento deportivo ni impedir que éste llegue a buen término.

Pero también es cierto que, incluso desde antes de comenzar, ya el oficialismo había dado claras muestras, incitando al temor de que ello ocurriera, de que utilizaría el evento, y a nuestra selección (que insisto, es de todos los venezolanos) con finalidades que distan mucho de tener que ver con la gloria del deporte. Y la inauguración de la Copa confirmó todos estos temores, y demostró hasta dónde puede llegar el ánimo oficialista de aislar al mundo de las realidades venezolanas.

No fuimos quienes adversamos al Presidente quienes hicimos de la Copa, desde antes de que empezara, una burla para los miles de ciudadanos y ciudadanas que el día del periodista, salieron a marchar, convencidos y valientes, a favor de una libertad de expresión cada vez mas comprometida y vapuleada.

Yo me pregunto ¿qué pensarán de esto, y de la cómplice apatía humanista de los integrantes de nuestra selección, los familiares de los más de 45 asesinados por día, según las propias estadísticas oficiales, en nuestro país?, ¿o los familiares de los más 400 presos muertos en nuestras cárceles durante el 2006?. ¿Qué pensarán los familiares de tantas personas que se han quedado sin trabajo por el simple hecho de haber pensado diferente?, ¿cómo se sentirán nuestros presos y perseguidos políticos?, ¿o la gente más humilde que todos los días brega por que su cada vez más devaluado Bolívar le sirva para procurarse el sustento diario?. ¿Cómo se sienten nuestros estudiantes y jóvenes, después de haber salido a dar la cara por todos, cuando quienes son sus semejantes no dan cuenta siquiera de la importancia de su movimiento y de sus luchas?. ¿Cómo reciben los periodistas perseguidos la noticia de que al mundo se va a mostrar una cara limpia, supuestamente abierta a todas las tendencias ideológicas o políticas, cuando por el simple hecho de ser críticos se les cercena poco a poco toda posibilidad de expresión?.

De los militares ni hablo porque parecen estar muy cómodos con su reciente aumento de salario y con la compra presidencial de juguetes de muerte, gastando para ellos miles de millones de dólares que bien podrían invertirse en los menos favorecidos de nuestro país.

Si, soy un aguafiestas. El "Grinch" de la Copa. Un "disociado" que no entiende a los demás. Soy, o puedo ser, todas esas cosas pero, por encima de todas ellas, soy venezolano al que de verdad le preocupa su país y el futuro de nuestros niños antes, durante y, sobre todo, después de la Copa.

No iré, como antes lo haría, a ninguna tasca o local a jugar, viendo falsedades en pantallas gigantes, el juego triste y esquizofrénico de que en el país todo esta bien. No iré a hacerme de amigos y amigas que se hacen nuestros, como si siempre lo hubieran sido, sólo por el hecho de compartir momentáneamente nuestra pasión por el deporte. No gozaré, por ahora, de esa sensación tan venezolana de sentirse parte de algo que nos trasciende que siempre está presente cuando con orgullo nos vestimos (para el béisbol, el fútbol, o cualquier otro deporte) de los colores patrios para aupar a nuestros equipos.

Creo que no es momento de fiestas. Y pensar lo contrario por unos minutos de evasión es darle la espalda a la historia. Y la historia demuestra que darle la espalda siempre cuesta mucho, demasiado.

Gonzalo Himiob Santomé

País rojo, país en rojo

Venezuela es roja. Y quien lo dude, que se centre, para comenzar, en los cientos de asesinatos que riegan por todas partes la sangre de los habitantes de nuestro país.

La sangre que se derrama en los numerosísimos accidentes que ocurren por el catastrófico estado de nuestras autopistas y carreteras, y la sangre que se desperdicia como consecuencia de la trágica desasistencia hospitalaria, también ponen lo suyo en la dimensión del macabro mapa de este país rojo que ahora es de todos.

Venezuela es roja. Y a quien se le ocurra creer que no es así, Patria, Socialismo o Muerte con él, o con ella. Esa Muerte Revolucionaria, que cuando finalmente suceda, si es que llega a ocurrir alguna vez (no podrá suceder gracias a la saludable reserva democrática que se sembró hace mucho en la mente de la mayoría de nuestros ciudadanos), contribuiría también a seguir tiñendo de rojo la geografía nacional.

El país es rojo, ensangrentado. Cosa grave. Pero no sólo es que el país es rojo. Es también que el país está en rojo.

El país está en rojo con la deuda social y moral que adquiere todo gobierno con sus gobernados.

El país está en rojo con el respeto a la separación de los poderes públicos. La sumisión de los poderes constitucionales mina los pilares de la democracia como forma superior de gobierno.

El país está en rojo con la verdad. La mentira ha sido institucionalizada en la práctica cotidiana del ejercicio de gobierno.

El país está en rojo con la tranquilidad y con la paz de sus ciudadanos. Las madres ven salir a sus hijos y se quedan con la angustia en la boca de que esa puede ser la última mañana, o la última tarde, o la última noche en que los vieron con vida.

El país está en rojo con la educación de sus hijos. El pensamiento único; la visión única; la historia falseada y distorsionada al antojo de la Revolución. El endiosamiento del líder único, se espera, terminarán por dar a luz al hombre nuevo, de rojo todo, por dentro y por fuera, que tanto anhela.

El país está en rojo con la fuerza creadora de la disidencia. "Cuando quieras opinar, te diré qué decir".

El país está en rojo con las libertades cívicas. Todo está prohibido, y lo que no pueden prohibir lo quieren hacer obligatorio. ("La FIFA también prohíbe", nuevo modelo gubernamental de soberanía).

El país está en rojo con la condición bondadosa y amistosa de sus ciudadanos. Han creado divisiones, han marcado diferencias donde nunca las hubo.

El país está en deuda con los presos políticos. Pero no sólo con los presos políticos que han sido privados de su libertad de movilización (no de conciencia, imposible), como consecuencia de la obscenidad del ejercicio del poder.

El país está en rojo también con los demás presos políticos. Con todos aquellos que para tener trabajo, para obtener un documento de identidad, ahora hasta para ir al fútbol, tienen que ponerse una franela roja. Esa franela roja que se ha transmutado en la pavorosa cárcel en la que han obligado a vivir sin verdadera libertad, aunque algunos quieran creer otra cosa, a muchos ciudadanos de nuestro país.

Hay que seguir el ejemplo del histórico gesto esperanzador, lleno de valor y de significados muy importantes que tuvieron los estudiantes en la AN cuando se despojaron de la franela roja.

El país está en rojo, en deuda con todos. Cosa grave.

Runrunes del 28JUN07

alto

RU$IA & Co. Si para algo sirve este viaje presidencial es para demostrar el aislamiento en que se encuentra el caudillo venezolano. Puede seguir viajando a los países que se chulean el presupuesto venezolano como Cuba, Nicaragua y Bolivia, o a los que cautiva comprándoles su costosísima deuda, como Argentina y Ecuador. Pero el otrora mundo global al que se había acostumbrado visitar y disfrutar de sus lujosas golosinas como hoteles, tiendas y restaurantes cinco estrellas, se le puso muy chiquito. Visitas crematísticas -al más puro ideal capitalista- circunscriben este pequeño periplo por Rusia, Belarús e Irán. Negocios militares unos y de "agricultura y minería" otros, cargados de comisiones ambos, serán los frutos del periplo. El rechazo global acentuado desde comienzos del año irá circunscribiendo los rojos desplazamientos. Desde la reelección indefinida, las restricciones al comercio, la economía decreciendo, la pobreza aumentando y el cierre de RCTV, son las banderillas que, al mejor ejemplo de "autosuicidio", se ha venido clavando el propio torero de tantos y variados "trapos rojos"...

¿Y ENTONCES? Con mucho despliegue, el régimen difundió que el mandatario hablaría ante el hemiciclo de la Duma -Cámara Baja del Parlamento- ya que la oposición comunista había presentado una moción para que el venezolano utilizara ese privilegio, nada habitual para un jefe de Estado extranjero. Sin embargo, la sorpresa fue que la mayoría presidencial bloqueó esa opción con una votación 232 en contra y 131 diputados a favor. A eso se debe que mañana la cita tendrá lugar en la Sala de Armas del Parlamento, con cabida para sólo 40 personas. Como distracción, tiene previsto ir a una carrera de caballos en honor a Putin. Mientras tanto sigue la investigación -y las destituciones- dentro del Ministerio de la Defensa ruso, por las comisiones de los fusiles Kalashnikov y los aviones Sukhoi...

MEDIO

IRÁN.El acercamiento con los mulás de esta República islámica -según analistas franceses- tratará de organizar una guerrilla antinorteamericana destinada a debilitar a EEUU dentro del propio continente americano. No se trataría de un simple ensayo, por cuanto Chávez amenaza regularmente al "Imperio" haciendo referencia a sus diversas alianzas con el régimen iraní. Sólo en 2006 lo hizo los días 20 de febrero, 20 de mayo, 2 de agosto y el 16 de septiembre. Este 2007 lo ha reiterado en tres oportunidades. Analistas políticos de la oposición iraní han venido evocando la existencia de una cooperación puramente terrorista a través de la nueva extensión de la red de Hezbolá en Venezuela. Por primera vez la preocupación sale de la isla de Margarita y se concentra en Carabobo. Diferentes tipos de "lavado" se estarían uniendo allí para lograr esos objetivos. Los cuerpos de inteligencia de Gran Bretaña y EEUU tienen en la mira a unos "muy exitosos" empresarios, en Valencia, venidos del Medio Oriente en vuelos de Irán Air. Parte del informe señala: "De ahora en adelante, habrá que tomar muy en serio la asociación de Chávez con los líderes iraníes, puesto que la ventaja del terrorismo es que no busca derrotar al enemigo, sino aterrorizarlo, perturbando el orden y propagando el caos". Más adelante recuerdan el atentado en el que se implicaron diplomáticos y funcionarios iraníes, contra la AMIA en Buenos Aires en 1994. ¿Otro peligroso jueguito como el de que hay que acabar con la guerrilla colombiana?...

¿MURMULLOS? Circula uno que indica que la caída del avión Mirage el pasado jueves, en Maracay, casi al mismo tiempo que Chávez inauguraba el viaducto en la autopista -desapareciendo de las pantallas de radar al caer en el lago de Valencia- provocó un caos angustioso en la seguridad presidencial que hizo correr al caudillo aceleradamente hacia La Guaira conduciendo el vehículo Tiuna con el que paseaba por el nuevo puente y cancelando la muy preparada cadena nacional. Otros se refieren a los borradores de la nueva Constitución que se filtraron a la prensa. Un miembro de la secretísima comisión constitucional lo habría sacado a la calle angustiado por esos planteamientos que nadie le habría discutido al jefe máximo. Por otra parte indican que fue el propio gobierno el que lo sacó a la calle para conocer desde ya las reacciones antes de presentarlo a la asamblea como un "fete acompli". Carlos Escarrá, por cierto el más fuerte candidato a presidir la Asamblea Nacional, fue el único que señaló que uno de los papeles sí fue trabajado en la comisión en la que estuvo Cilia Flores...

BAJO

EN WASHINGTON. No sólo es la firma de Rudy Giuliani la que cortó sus relaciones con Citgo. Ahora renunció el "lobbysta" que el embajador Bernardo Álvarez había contratado en Washington, luego de haber desperdiciado, sin resultado alguno, unos $300.000 mensuales en la megafirma de cabildeo Patton Bogs. Según fuentes de la Embajada, Segundo Mercado-Llorens cortó abruptamente su relación con la República Bolivariana, pues consideró que era imposible crear una buena imagen para un país cuyo jefe de Estado está empeñado en una confrontación no sólo con EEUU, sino con todo los principios democráticos. El colapso de la operación de cabildeo en EEUU puede explicar por qué el Gobierno - y sobre todo el embajador- no vio venir la resolución unánime del Senado que condenaba el cierre de RCTV. Esa resolución fue patrocinada por las vacas sagradas del liberalismo del partido Demócrata: Kennedy, Biden y Dodd, y por los dos más fuertes aspirantes a la presidencia por ese partido, Hillary Clinton y Barack Obama. Y eso que Chávez pregona mejores relaciones al salir Bush.

EN BRASIL. Mientras TVes no levanta audiencia ni con el fútbol y las instalaciones de microondas confiscadas al canal cerrado permanecen custodiadas por efectivos de la Guardia Nacional (en los cerros de Tucusito, Sabana Larga y Auyarito los tienen pasando hambre, pues no les llevan sus "ranchos") hoy será un día muy importante para RCTV en Brasil, cuando Marcel Granier participe en el "Acto de Defensa de la Libertad de Expresión" al que convocan las asociaciones brasileñas de agencias de publicidad (ABAP); de Emisoras de Radio y Televisión (ABERT); la de Prensa (ABI); la de Radiodifusores (ABRA); la de Emisoras de Radio y TV de Sao Paulo (AESP); la Nacional de Editores de Revistas (ANER); la Nacional de Periódicos (ANJ) y la Internacional de Radiodifusión (AIR). Además, la revista Imprensa, el Consejo Ejecutivo de las Normas de Padrón (CENP) y la Federación Nacional de Agencias de Publicidad (Fenapro). Al evento están invitados ex presidentes de la República, ministros, senadores y diputados. ¿Y mi amigo Lula qué?...


Escalar o comer flores

Bajo el buen augurio de un esplendoroso sol tropical, el liderazgo universitario de nuestro país realizó una espectacular asamblea estudiantil casi exactamente a cuatro décadas del lanzamiento de "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band", con un cierre musical de lujo a cargo de Soledad Bravo, quien reinterpretó "La canción del elegido" dedicada a Nixon Moreno, el líder estudiantil acusado por el Gobierno de haber amenazado sexualmente a una policía merideña.

Confieso que me da envidia cochina no haber vivido algo parecido cuando pululaba por el campus en mi confusa etapa universitaria. Tampoco jamás participé en la redacción de un manifiesto. El sueño de todo grupo de muchachos grandes que quiere cambiar el mundo es redactar un manifiesto -como el comunista y el surrealista-, y Stalin tuvo la dicha de leer el "nuestro", y que Stalin, Nixon y Yon me perdonen la parejería, pero si son nuestra dirigencia estudiantil, tengo derecho a que el manifiesto sea un poquito mío, ¿no?

Como comentario aparte, algo muy malo debimos haber hecho en los últimos 30 años, para que una generación haya terminado con nombres tan aparatosos.

Pues nada. Hasta ahora nuestros héroes juveniles avanzan con buena voluntad, pero muy erráticos. Entraron en una pelea que puede quedarles grande, pero que no podían eludir. El retiro de la concesión a RCTV exige una posición firme de cualquiera que pretenda salvaguardar los principios sustanciales de una democracia. Pero, nuevamente, la maquinaria publicitaria populista gubernamental está aceitadita. Los dirigentes juveniles del socialismo siglo XXI son unos aviones. Mientras aquellos juegan a comerse la flor, otros practican la escalada de cerro. Espero que el día del examen-debate, los chicos hayan estudiado mucho.


Jorge Sayegh
El Universal
JorgeSayegh.Blogspot.com

Teoría de la conspiración

El marxismo es una visión paranoica del mundo, pues lo considera dividido en dos polos irreconciliables (burguesía vs proletariado) "sujetos históricos" que se comportan como si fueran individuos y que pasan la vida metiéndose zancadillas hasta la victoria -o la derrota- final.

La infinita gama de lo que Kant denomina "oposiciones reales", millones de millones de intereses que se cruzan y que no obedecen a ningún plan ni engarzan en bipolaridad alguna, sino en la diversidad de lo real (conflictos entre parejas o entre padres e hijos), pasa a ser, según la paranoia histórica, parte de una gran estrategia que deciden cinco personas en un cuarto lúgubre o esplendoroso. El Departamento de Estado es demiurgo de estas conspiraciones que también millones y millones de marionetas en el globo siguen mansos, manipulados, sin capacidad crítica, fuerza moral ni raciocinio alguno, cada vez que Condoleezza Rice aprieta una tecla. Como todos los movimientos totalitarios son parecidos, los nazis desempolvaron los apócrifos Protocolos de losSabios de Sión, el terrible esquema judío para apoderarse del planeta.

Los medios de comunicación y la CIA, que "manipulan" a su antojo a megamasas de seres humanos, son los Sabios de Sión del totalitarismo izquierdista. Y otra perversión del entendimiento: como los revolucionarios, quien sabe por qué y contra toda evidencia, se consideran representantes del altruismo, el progreso, la justicia, los pobres, la honestidad y en síntesis, el bien, los que se les oponen son encarnaciones de la reacción, la iniquidad, los ricos, la deshonestidad, el egoísmo y en síntesis, el mal. No importa que el comunismo y el nazismo, como decía un poeta, hayan sido lo más parecido posible al infierno, pero un poco peor; ellos se creen "buenos".

No se trata de ignorar ingenuamente conspiraciones y manipulaciones por doquier, sino que la eficacia de éstas para mover el mundo es muy limitada. Alguien puede conspirar para mover a su antojo un país, un partido, un grupo, su pareja o su hijo, pero ¿cuánto dura la víctima en comprender lo que pasa? Abraham Lincoln dijo que "puede engañarse a una persona todo el tiempo y a todos por un momento, pero nunca a todos todo el tiempo". Aun así los conspiradores y golpistas bolivarianos, ante cualquier rechazo a sus inmensas estupideces, responden denunciando conjuras. Recuerdan aquella humorada de Yogui Berra repetida por Woody Allen: "que yo sea paranoico no niega que me estén persiguiendo".

El engaño colectivo perseverante es de los tiranos que controlan la información, otra vez, los totalitarismos. En Cuba, por ejemplo, y sin embargo la gente, más que engañarse, se fuga en masa.

Carlos Raúl Hernández

Afirman que "no es oficial" borrador de la reforma

El proyecto de reforma constitucional que ha trascendido a los medios de comunicación, no es el documento oficial que elaboró la Comisión Presidencial para la Reforma Constitucional, así lo aseguró uno de los integrantes de esa instancia, diputado Earle Herrera.

"Debe ser un borrador personal de alguien del Consejo, pero no son los documentos que hicimos como papel de trabajo ni el documento que le entregamos al Presidente", aseguró.

Dijo que en las sesiones de la referida Comisión, "todos trabajamos con computadores personales y teníamos cuadros y anotaciones y supongo que lo que anda rodando por allí debe ser uno de esos trabajos".

No obstante, el parlamentario señala que el contenido del documento ampliamente divulgado, "coincide en casi nada", con el remitido al Ejecutivo.

El diputado Herrera confía en que este mismo año estará lista la reforma constitucional y explicó que el presidente de la República Hugo Chávez, presentará los puntos que considere que deben ser reformados a su gabinete, para darle "los toques finales" y luego enviará la propuesta del Poder Ejecutivo a la Asamblea Nacional.

"Una vez que llegue al Parlamento deberá ser de conocimiento público", acotó.

El presidente Chávez, dijo el domingo pasado, que espera entregar a la AN el proyecto de reforma en la segunda quincena de julio, "para que antes que venga el receso de la Asamblea ya esté eso introducido", dijo en una entrevista en el canal TVes.

27 junio 2007

Cadena de comercialización

La Cadena de Comercialización: el que financia, el que produce, y el que consume...

El Coronel Macario a los Estudiantes



Otro enlace (por si no se ve)

Viva la Copa América y la Corta Memoria del Venezolano

Creo que voy a tener que agarrar un período de autoevaluación, y hacer un cambio drástico de carrera y profesión. Voy a estudiar Psicología, Sociología, Antropología, Ciencias Políticas y Psiquiatría. Quizás me inscriba en la Misión Sucre, a ver si me gradúo en 3 meses de cada carrera.

Porque no entiendo al pueblo venezolano. Hace un mes que se cerró la concesión a RCTV (perdón, no se le renovó la concesión), y hace un mes empezaron las protestas de los estudiantes. Todos apoyaron a los estudiantes, pero desde sus casas. Todos estaban de acuerdo con los estudiantes, pero desde sus casas. Me recuerda el artículo de "Fábula Endógena" que publiqué hace unas semanas atrás...

¿Qué pasó con las luchas a favor de RCTV y de la Libertad de Expresión? Nada, vamos a descansar un rato mientras vemos a la Copa América POR TEVES... Claro, porque el que quiera entrada, tendrá que pagar desde un 100% de sobreprecio, a menos que sea empleado público (del Seniat, por ejemplo)... O ya para qué, si ahora mismo empiezan las vacaciones y vamos a ver para dónde vamos a viajar y a disfrutar de ellas... Y en septiembre veremos. Por qué vivir el futuro, por qué preocuparnos por el futuro, si podemos vivir el presente. Los demás que se preocupen por el futuro. Y así vamos hasta el 2021, 2030, y al dos mil siempre...

Ahora bien, o de verdad el venezolano es lo que dice Kaled Yorde, (Corrupto, cómplice, complaciente, cómodo, cobarde), o como habla Miguel Sanmartín, que cayó en un entreguismo y desencanto mayor, o el CNE y los Gobierneros tiene razón y la oposición en una pírrica minoría.
Pero sépanlo, que me niego a ponerme una franela del PUS, me niego a inscribirme en el PUS, me niego a resignarme que Chávez es el mejor Presidente de la bolita del mundo, y me niego a creer que no hay vía de escape a este problema. Me niego a ser pesimista, y me niego a marchar a favor del Gobierno.

Pero. ¿cuántos habremos como yo? ¿Será verdad que hay gente de verdad en la oposición? ¿Con valores firmes, con ética, con principios, con ganas de cambiar las cosas? Espero conseguirme aunque sea una de ellas...

Eliodoro Niklaus
eliodoroniklaus@hotmail.com
Fotos de Chávez

¿Tenemos o no libertad de expresión?

La pregunta no es ociosa. Los verdaderos periodistas - que no sólo la oposición - están claros en la respuesta. Pero algunos entendidos y otros sectores de la población no saben cómo responderla.

Se habla de amenazas, se citan casos concretos de agresiones físicas a comunicadores, pero falta unanimidad al sostener - como lo hace la mayoría - que se ha perdido la libertad de expresión en Venezuela.

Otros, como el hotelero margariteño - lo dice Mario Vargas Llosa - y psiquiatra, quien ejerce de vicepresidente, a voz en cuello e irritado dice que hay libertad de expresión como nunca antes: tanto que el juez Garzón habría dicho cuanto quiso y no lo hizo por "un tubito".

El ministro de Propaganda, quien dice ser comunicador social, repite por su parte y hasta el cansancio - como eco de su comandante - que no hay medios cerrados ni clausurados; que lo de RCTV fue un acto legal: no se le renovó la concesión, y punto.

Otro tanto dijo desde Madrid el secretario de la OEA, el inefable Insulza y también el ayudante de cámara de Lula, Marco Aurelio García, sin preguntarse si la ley, al aplicarla como lo hizo el Gobierno venezolano, se ajustó o no a las reglas y la ética de la democracia. El nazismo ejecutó sus crímenes al amparo de las leyes alemanas en vigor, no lo olvidemos.

Obsecuentes diplomáticos, no pocos en procura de dineros para sus gobiernos y ávidos de halagar a los burócratas de la revolución, llegan a Caracas, leen parte de la prensa escrita o escuchan a Globovisión, y se dan por servidos. Afirman que en sus países nadie criticaría tan duramente como aquí lo hacen los opositores.

La confusión, pues, es evidente.

He aquí mi explicación y mi respuesta.

Hay libertad de expresión, sí, porque los derechos y las libertades son inherentes al ser humano, no concesiones o beneficios que otorgue o niegue el Estado. Tenemos libertad de tránsito y de circulación, nadie lo duda, pero el riesgo es alto y la posibilidad de perder la vida a manos de la delincuencia mayor.

Permítaseme, pues, la cita de Domingo Faustino Sarmiento, quien luego de torturado y en viaje de exilio hacia Chile, en 1840, dejó escrita una frase lapidaria bajo el escudo de armas de su patria, la Argentina: "On ne tue point les idées".

Nadie puede matarnos las ideas, como tampoco puede el Gobierno quitarnos la decisión de apagar o no la radio o la televisión las veces que nos venga en gana, así haya cerrado el Canal 2.

Ahora, si se me pregunta lo correcto, sobre si hay o no respeto y si existen o no garantías para el ejercicio de la libertad de expresión e información, tendría que responder, sin titubeos, que no los hay. Así de claro.

Y vayamos a los ejemplos luego de esta petición de principio: Se ejerce con libertad la expresión, no cuando decimos lo que nos venga en gana, sino cuando lo decimos sin inhibiciones, sin apelar a la osadía, sin temor a las represalias, a las ofensas, a las agresiones, a las persecuciones.

Garzón dijo cuanto quiso y lo hizo con respeto; se limitó a repetir principios universales acerca de la democracia y de la libertad de prensa. Nada más. Pero el psiquiatra, el canciller camorrero, la periodista que hace de segunda en la Asamblea y hasta la presidenta del Tribunal Supremo, todos a coro lo insultaron y lo llamaron mercenario. Si se le hubiese ocurrido caminar por el centro de Caracas, a buen seguro que los "camisas rojas" habrían asesinado al juez español.

Hagamos el recuento.

La libertad de pensamiento y expresión perdió su garantía en 1999 cuando se aprobó la Constitución. Quien lea de conjunto sus artículos 3, 102 y 1, en dicho orden y sus contextos, podrá verificar que desde entonces el Estado se arrogó la potestad de desarrollar nuestras personalidades como seres humanos; hizo de la educación un servicio para modelarnos sobre valores constitucionales únicos; y de suyo redujo tales valores a los bolivarianos.

En otras palabras, no hay libertad constitucional para pensar o expresarse pluralmente en Venezuela. No cabe sostener un credo distinto al de la Revolución.

Si volvemos a lo ya ocurrido, hemos de señalar que desde el año 2000, el Presidente, quien debe respetar y garantizar nuestra libertad para expresarnos e informarnos como mejor lo creamos, se dio a la tarea de pedirle al país que no comprase determinados periódicos por enemigos de la Revolución. Ofendió públicamente a los periodistas, con nombre y apellido y a los editores, señalándolos o mostrando las fotos de éstos ante la audiencia y modelando los ánimos del pueblo, para que los linchasen, como así ocurrió en más de una oportunidad.

El gobernador de Miranda, cuando ejerció de ministro del Interior, públicamente llamó a los Círculos Bolivarianos a asaltar las sedes de los medios de comunicación. Y eso sucedió, aquí en Caracas y en el interior, para estupor del país.

Por si fuese poco, sucesivamente, contando con el aplauso del primer mandatario y del entonces presidente de la Asamblea Nacional - hoy ministro de Propaganda - el TSJ dictó la célebre Sentencia 1.013, que interpretó restrictivamente la garantía constitucional de la libertad de expresión y de prensa, y osó decirle a los periodistas cómo deben escribir, cómo deben redactar las noticias. Y completó esta sentencia con otra, la 1942, que validó la criminalización de la opinión.

Más tarde, luego de una amenaza pública proferida por el Presidente, su Asamblea, con fundamento en los paradigmas de las sentencias de marras, aprobó la Ley Mordaza: eufemísticamente llamada Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión; y el Estado asumió para sí el control total sobre los espacios públicos: sobre la programación y la disposición horaria de los medios radioeléctricos, censurándolos.

¿O acaso no son interrumpidas a cada momento las transmisiones televisivas para darle paso forzado a la publicidad oficial y militante de la revolución, o a las cadenas, para que la población las escuche porque sí y sin alternativas?

No siendo suficiente lo anterior, la Asamblea, a pedido del Gobierno, reformó la legislación penal para reafirmar las "leyes de desacato"; esas que castigan con la cárcel las críticas y juicios de valor negativos sobre los altos funcionarios del Estado; con lo cual, mediante la intimidación criminal, se trastocó la esencia misma de la democracia, que reside en el escrutinio libre por la opinión de sus gobernantes.

El cierre de RCTV fue, en suma, la guinda puesta sobre la torta.

Es un capítulo más en la cadena de irrespetos y de pérdida de garantías padecida por esa libertad que es columna vertebral de la democracia: la libertad de expresión y de prensa, a la que sirven, entregando vida, libertad e integridad personales, los comunicadores y los trabajadores de los medios.

El Pacto de San José o Convención Americana de Derechos Humanos es meridiana en cuanto a lo anterior. La libertad de expresión, según ésta, no admite censura - y ésa se practica hoy con la Ley Mordaza - e implica libertad para escoger las vías a través de las cuales nos informamos. Pero el Gobierno cerró el Canal 2.

La Convención también dice que no se puede restringir la expresión indirectamente, mediante controles oficiales o el manejo de las frecuencias radioeléctricas. Y eso pasa en Venezuela, donde, dado el cuadro en cuestión, más que autocensura ya hay un estímulo oficial de la mudez. Así de simple.


Del imperio

En el llano se dice que esto está como "cagajón en la sabana" porque cualquier brisa lo prende. Recuerdo este dicho por las declaraciones que ha brindado el jefe del régimen desde hace tiempo, específicamente desde que quedó en evidencia que la tal revolución y el socialismo del siglo XXI sólo existen en su cabeza y no son más que una mampara ante un ejercicio de narcisismo y totalitarismo. Adicionalmente, el comportamiento que ha exhibido en los últimos actos, sugiere una intolerancia sin precedentes. Tomando en cuenta su historial, es mucho decir.

Hemos escuchado hasta el cansancio que todos los males que aquejan a nuestro malogrado país, son consecuencia de un plan macabro ideado en el imperio y ejecutado por sus organismos de inteligencia. Hoy en día, un paro de transporte y hasta una protesta estudiantil son eventos emanados de la CIA, e incluso se sugiere que los estudiantes perciben un ingreso por ello.

El régimen pretende crear una matriz de opinión según la cual existen dos proyectos de país antagónicos entre sí, por una parte el llamado "socialismo del siglo XXI" y por la otra, cualquier expresión de oposición al régimen, pues al fin de cuentas, para el Gobierno todas provienen de la misma conspiración imperialista.

No hay dos proyectos en pugna, existe la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que es de todos los ciudadanos y está siendo defendida por estudiantes, amas de casa, productores agropecuarios, entre otros, y existe un proyecto literalmente secreto, mediante el cual se pretende negar la libertad de expresión, de educación, se elimina la propiedad privada, en fin, se cercenan todos nuestros derechos, entre otras tragedias. Esto, dentro de un instrumento guardado bajo la manga del jefe del régimen y que pretende ser implantado a través de una reforma constitucional.

Entonces, el país entero estaría lleno de conspiradores pues la inmensa mayoría de los venezolanos se oponen a esa reforma constitucional. Nadie quiere ver a sus hijos crecer en medio del terror comunista, de modo que hoy 27 de junio, Día del Periodista, estaremos apoyando el acto más significativo que se haya dado en el país. Hoy luchamos por los derechos humanos, éstos no se discuten ni se negocian, se ejercen.



Rayma del Día


Señales de Alerta

26 junio 2007

Las tres mentiras de Chávez

Guardia NAZIonal de Venezuela

El Honor ni se Divisa en la Guardia NAZIonal de Venezuela...

Ser comeflor es nocivo para Venezuela

Si mis queridos amigos, así como fumar es nocivo para la Salud y Chávez es nocivo para la Libertad, ser comeflor es nocivo para Venezuela, en eso créanme que no existe ningún tipo de margen de dudas, pero claro habrá quien en este instante se este preguntado que es un comeflor y créanme es nuestra obligación explicarlo pues si alguien de buena fe cae en las redes de estos especímenes, estaría colocándose en riesgo de pasar a ser o uno de ellos, pues también es contagioso este mal en algunos casos o en el menor de los agravantes creer en su discurso hippie de déjalo ser o de esperar hasta que Dios quiera, olvidando el proverbio de que Dios dijo: “AYUDATE QUE YO TE AYUDARE”, pero volvamos al principio, ¿Qué es un comeflor?.
Un comeflor es aquel que cree que siempre hay que evitar aun a costa de nuestra vida la confrontación, llegando a criticar incluso el Derecho a la defensa, es aquel que cree que es mejor pactar y ceder que luchar y defenderse, es aquel que en momento de extrema necesidad prefiere poner en peligro la vida de los suyos, pero jamás defender sus derechos, existen 2 tipos de comeflor, aquel que lo hace por convicción y cree en el dialogo aunque sea de sordos, aunque no llegue a nada, con tal de evitar cualquier disputa que ponga en peligro su comodidad personal, también existe el comeflor cobarde, que solo asume esta postura pues se le hielan las que te conté, de solo pensar que para no transigir tenga que discutir, para estos especímenes la lucha por la independencia fue absurda, pues lo lógico era que Bolívar y su ejercito hubieran dialogado eternamente con los españoles con tal de evitar la guerra, para ellos Chamberlain tuvo razón al dialogar con Hitler y si por ellos fuera, se hubiesen calado a Hitler hasta su muerte costara lo que costara, ahora ustedes me dirán si son o no son peligrosos para Venezuela, veamos porque?.
Por culpa de muchos de ellos Chávez ha venido avanzando a paso firme hacia la instauración del totalitarismo comunistoide en Venezuela, ellos fueron los que nos llevaron al despeñadero del RR, fueron los que nos vendieron a Rosales como un cuatriboleado aunque solo fuese de la boca pa fuera, gracias a ellos este país que un día deslegitimo al CNE, un año después lo relegitimo aun en peores condiciones y cirscuntancias, si mis amigos tal y como se los digo, son los mismos que hace un mes hablaron de hacer un Referendum para dirimir la situación de RCTV, según ellos debemos aceptar a costa de lo que sea la reforma constitucional y esperar paciente o mejor dicho pendejamente el 2013, y si acaso fallamos no importa nos queda el 2021 y así sucesivamente, entonces ustedes me diran que tan exagerado es el titulo de este escrito.
VENEZUELA, se dirige en este instante hacia la instauración del comunismo y para ello el Chavismo cuanta con su mejor aliado el comeflorismo, unos y otros son caimanes de un mismo pozo, pero desgraciadamente para ellos y que vaina que nunca falta el bendito pero, aunque en este caso sea a Dios gracias, ese pero es la Juventud, que con fuerza arrolladora viene imponiendo un nuevo liderazgo, pero eso si mosca si por allí se nos cuela un comeflor, la hora de la Patria no puede ser mas difícil, por eso vaya este alerta, pues el momento mas oscuro de la noche es cuando ya va a amanecer, y se me antoja que si echamos el miedo al hombro y jóvenes y no tan jóvenes, mujeres y hombres nos mantenemos en pie de lucha en forma pacifica pero contundente, podemos estar viviendo el principio del fín de un régimen que jamás debimos permitir que llegase a Venezuela.
MIGUEL ANGEL NIETO

Caracas decide

Se pretende enterrar el federalismo y la descentralización. De acuerdo con la constitución que promulgó el Presidente, la descentralización, como política nacional, debe profundizar la democracia, acercando el poder a la población y creando las mejores condiciones, tanto para el ejercicio de la democracia como para la prestación eficaz y eficiente de los cometidos estatales. Aunque la Constitución de 1999 establece ese principio descentralizador, las decisiones políticas del régimen tienen una clara dirección centralista.

La idea es disminuir el poder y las facultades de los estados miembros de la federación y de los gobiernos locales. Que las decisiones se tomen desde Caracas y negar la posibilidad de que desde la provincia pueda existir algún poder político que haga contrapeso al líder. Los estados ya no podrán asumir la salud, la educación, las carreteras, los puertos, ni los aeropuertos. Si a todo ello agregamos la voluntad declarada por el Presidente de poder remover a gobernadores y alcaldes, eliminar y fusionar estados y crear territorios y ciudades federales, nos encontramos con unos niveles de centralización que retrotraen a Venezuela a la época de Marcos Pérez Jiménez.

Se quiere atribuir al Presidente de la República o a la AN la potestad de destituir a gobernadores y alcaldes. Se pretende nombrar vicepresidentes territoriales que estén por encima de los gobernadores. Se propone cambiar la división político territorial mediante la eliminación y fusión de estados y municipios. Se quiere eliminar los consejos legislativos de los estados. Existe la pretensión de establecer territorios y ciudades federales que son otra modalidad de centralizar el poder, disminuyendo el ámbito autónomo de los estados y de las municipalidades. Además, la mayor centralización y concentración de poder se esconde detrás de la figura de unos consejos comunales guiados desde la Presidencia y designados por asambleas, en mayor o menor grado susceptibles de manipulación. Concentrar el poder con un Estado unitario es el objetivo. Gobernadores temblad.